Ir a contenido

La situación del sistema financiero

El Banco de España interviene la CAM y releva a sus gestores

La entidad recibirá 2.800 millones de euros en capital y una línea de crédito de 3.000 millones

Tres administradores del FROB dirigirán la caja con el propósito de devolverla al sector privado

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS
BARCELONA

El Banco de España inició ayer el proceso para nacionalizar temporalmente de la CAM (Caja de Ahorros del Mediterráneo) y hacerse con el control de los órganos de dirección de la caja, así como de la junta de accionistas del Banco CAM, que es el instrumento al que se trasladarán los activos de la caja y que será operativo a partir de las cero horas del 23 de julio. La intervención del Banco de España se produce formalmente a petición del consejo de administración de la caja alicantina, pero es la consecuencia inevitable tras el intento fallido de la entidad de encontrar una vía de recapitalización entre inversores privados.

«Estaba descontado que entraba el FROB», comentaron ayer fuentes financieras. Y, de hecho, lo hará de forma inmediata después de que la comisión rectora del organismo acordara ayer inyectar 2.800 millones de euros mediante la suscripción de acciones y otorgara una línea de crédito de 3.000 millones de disponibilidad inmediata para asegurar la liquidez del banco. Como en otras intervenciones del Banco de España, la aportación de liquidez pretende que las oficinas puedan seguir operando con normalidad y pueda cumplir con todas las obligaciones de pago frente a terceros.

TRES ADMINISTRADORES / La comisión rectora del FROB nombró también tres administradores que se harán cargo de la dirección de la caja y de las funciones de sus órganos de gobierno. Se trata de José Antonio Iturriaga, Tomás González y Benicio Herránz. Los dos primeros ya tienen experiencia en la gestión de cajas intervenidas puesto que fueron administradores de Cajasur, una vez que el Banco de España se hizo cargo del control de la entidad andaluza, que más tarde fue adjudicada a BBK. La entrada del FROB en la CAM tiene el mismo objetivo de devolver al sector privado la entidad ya recapitalizada lo antes posible.

Para que se incorporen los representantes del FROB, el consejo de administración de la CAM presentó ayer su renuncia y solicitó la anticipación de los 2.800 millones de capital.

Teniendo en cuenta la valoración de las cajas que han salido a bolsa en los últimos días -en torno a las 0,4 veces valor en libros- y que la situación de la CAM es más compleja que la de Bankia y Banca Cívica, la aportación del FROB supondrá una abrumadora mayoría en el capital. El proceso de valoración aún no ha concluido, pero algunas estimaciones apuntan a que podría acercarse al 80% del total.

El Banco de España recordó ayer  en una nota que la fórmula utilizada en el caso de la CAM es una de las distintas posibilidades contempladas en el real decreto de recapitalización del sector financiero aprobado en febrero. Por su parte, el conseller de Economía, de la Comunidad Valenciana, Enrique Verdeguer, aseguró que la intervención es «un paso más en la estabilización y consolidación del banco CAM»,.

La firma formó parte del grupo Banco Base, junto con Cajastur, Caja Canarias y Caja Extremadura. Ese grupo comunicó un plan conjunto de recapitalización el 28 de marzo de este año, pero dos días después, la caja alicantina se desmarcó del proceso y se vio obligada afrontar una solución en solitario.

La entidad es una de las cinco entidades españolas que, considerando la inyección de capital comprometida por el FROB, quedó por debajo del 5% fijado como referencia en las pruebas de resistencia coordinadas por la EBA (Autoridad Bancaria Europea), aunque no necesitará más capital, además del solicitado al Banco de España.

0 Comentarios
cargando