LA NUEVA COMPOSICIÓN DE LA CÁMARA CATALANA

La asamblea de Llach

El nuevo Parlament contará con un número inédito de independientes, la mayoría en Junts pel Sí

Está por ver cómo fluirá la disciplina de partido en los 18 meses previstos de legislatura

Caras nuevas 8 De izquierda a derecha y de arriba abajo, Llach, Sierra, Bel, Reyes, Levy y Lienas.

Caras nuevas 8 De izquierda a derecha y de arriba abajo, Llach, Sierra, Bel, Reyes, Levy y Lienas.

3
Se lee en minutos
TONI SUST / BARCELONA

¿Imaginan a Lluís Llach, diputado por Girona, siguiendo durante un año y medio la mirada del portavoz de su grupo, probablemente un exdiputado de CiU o de ERC, para saber si debe pronunciarse a favor, en contra o abstenerse en una votación sobre sanidad o agricultura? Pues es un ejemplo de lo que puede suceder en el Parlament a partir de ahora. La Cámara catalana deja atrás los tiempos en los que había decenas de diputados de partido que apenas llegaban a ser conocidos y que cumplían a machamartillo con la disciplina interna. Les iba el trabajo en ello. Ya son, en teoría, historia: no habrá grupo de CiU en el Parlament por primera vez en 35 años, y tampoco de ERC. El PSC lo mantiene, pero ya no tiene decenas de escaños.

La libra de diputado independiente empezó a cotizar alto hace tiempo. Cuando todos los políticos eran políticos profesionales descubrieron que la gente desconfiaba de ellos e incluyeron independientes en sus candidaturas para hacerlas más digeribles. Ahora estos son legión, cuando no han fundado un partido. Nunca antes se había visto a tantos en el Parlament.

FORCADELL, CASALS, REYES

Llach es el más conocido de los independientes de Junts pel Sí. Pero no es, ni mucho menos, el único. El cabeza de lista, Raül Romeva, es otro de ellos. Sería de lógica que Romeva, que aceptó ser la enseña de la candidatura, lograra alguna plaza destacada en el futuro grupo de Junts pel Sí. Acredita una larga trayectoria en el Europarlamento, donde demostró su tenacidad en campos como el de la defensa del atún rojo.

Carme Forcadell y Muriel Casals resultan todavía más simbólicas, por su papel de impulsoras civiles del independentismo. La verdad es que podrían pasarse los 18 meses sentadas en el escaño. Ya son prácticamente 'Pasionarias' del proceso.

Eduardo Reyes será un diputado con carga simbólica: integrante de Súmate, representará a quienes desde la inmigración española en Catalunya han abrazado el independentismo de Artur Mas y Oriol Junqueras. También habrá que escuchar al número 7 de Junts pel Sí, Oriol Amat, que en las últimas horas estuvo a punto de causar un conflicto internacional al dar por buena una negociación con el Gobierno central como final de fiesta.

Germà Bel Toni Comín son independientes relativos: ambos cuentan con una trayectoria política parlamentaria previa en la órbita socialista. Bel, cabeza de lista de Junts pel Sí por Tarragona, fue diputado del PSOE en el Congreso del 2000 al 2004 y antes asesoró al Gobierno de Felipe González. Del socialismo acabó pasando al independentismo, al igual que Comín, que tras ser diputado en el grupo del PSC-Ciutadans pel Canvi, como representante de esta plataforma durante dos mandatos, acabó ingresando en el partido socialista, para abandonarlo más tarde. Creó SocialismeCatalunya i Llibertat y, próximo a Junqueras, fue elegido para ocupar la tercera plaza disponible para ERC en la lista de Junts pel Sí en Barcelona: iba en el número 11.

Aunque las siglas hayan pasado a segundo plano, no dejan de existir y se pueden buscar en Junts pel Sí. De sus futuros diputados, 29 son de Convergència y 18 de Esquerra.

ESCRITORAS, TERTULIANAS

En Catalunya Sí que Pot, el primer independiente es el cabeza de lista, Lluís Rabell. El expresidente de la Federació d'associacions de Veïns i Veïnes de Barcelona encabezará un grupo en el que se mezcla gente de ICVEUiA Podemos. También es independiente su número dos, la escritora Gemma Lienas. En el número 5 figura Albano Dante Fachín, llegado del activismo sanitario, campo que podrá cultivar en el Parlament ya como diputado.

Por la CUP, su cabeza de lista, Antonio Baños, es nuevo y cuenta como independiente: no es militante. El PSC y el PPC llenaron sus listas de gente del partido. No estaban los tiempos para experimentos. En puridad, la segunda de la lista por Barcelona, Andrea Levy, viene de ser tertuliana. Pero tiene mando donde está el verdadero poder del PP, en Madrid: forma parte de la dirección como vicesecretaria de estudios y programas.

Noticias relacionadas

Ciutadans regresa a la Cámara catalana con un ramillete de rostros por conocer. No todos: en el número 5 por Barcelona figura Sonia Sierra, que ya fue número dos de la lista de Ciutadans en las municipales. Es concejal del Ayuntamiento de Barcelona.

Josep Guardiola, que cerraba lista de Junts pel Sí, no entra, claro. Llach hubiera tenido un amigo con el que charlar.