SERIE A

El Nápoles, a un soplo de su tercer scudetto y de una locura social

La ciudad italiana se prepara para hacerse con el título más importante de la serie A, 33 años después de la última victoria con Maradona

¿Por qué el ‘calcio’ resurge con 3 equipos en cuartos de la Champions?Spalletti se pone en pie para hablar de Guardiola tras el cruce de declaraciones de ambos

Las calles de Nápoles, decoradas en anticipación del tercer scudetto.

Las calles de Nápoles, decoradas en anticipación del tercer scudetto. / REUTERS

2
Se lee en minutos
Irene Savio
Irene Savio

Periodista

ver +

El calcio se prepara para vivir un gran día este domingo. Y las miradas estarán todas puestas en Nápoles. El equipo de la ciudad, el Napoli, está a un soplo de conseguir el scudetto, título del campeonato de la Serie A que el equipo no disfruta desde hace 33 años. Jugaba entonces en el Napoli el astro argentino Diego Armando Maradona que, aun sin presencia terrenal, es nuevamente hoy —como nunca— el particular santo al que los napolitanos se han encomendado en estos días para la anhelada victoria.

La exaltación napolitana tiene sus motivos. Después de semanas de estar en la cabeza de la liga italiana (con 78 puntos), la pregunta que circula ya no es si el Napoli podrá coserse en el pecho el tercer scudetto de su historia. La mayor incógnita es ahora cuándo ocurrirá. La razón es que el trofeo podría quedar matemáticamente conquistado si se dan dos circunstancias: que este fin de semana la Lazio no gane al Inter en Milán (12.30 horas) y que el Napoli se imponga a la Salernitana (15.00 horas), un equipo discreto que se encuentra actualmente a 45 puntos de distancia del equipo napolitano (en el puesto 14 de la clasificación).

Los futbolistas del Nápoles celebran un tanto ante la Juventus.

/ REUTERS

Con esto en el horizonte, el Comité de Análisis para la Seguridad de las Manifestaciones Deportivas italiano tomó el jueves la decisión de que ambos partidos se jueguen el domingo. Lo que incluye al partido del Napoli con la Salernitana, que inicialmente debía disputarse el sábado y ahora se jugará poco después del Inter y la Lazio, cuyo desenlace es el más incierto (el equipo romano es segundo en la clasificación).

Ciudad, en alerta

La doble cita deportiva ha puesto de esta manera en alerta las autoridades. Preocupado por festejos que podrían salirse de control, el ayuntamiento de la ciudad ha establecido que todo el centro de Nápoles será una gran zona roja. Con ello, a partir de las dos de la tarde y hasta las cuatro de la madrugada, no podrán circular automóviles y solo será posible desplazarse a pie en toda la zona. Los transportes públicos seguirán funcionando también durante la noche, a la vez de que se ha reforzado la presencia de ambulancias, y 2.000 policías venidos de Roma velarán por la seguridad en la ciudad.

Noticias relacionadas

El antecedente más reciente es lo ocurrido después de la victoria del Napoli contra la Juventus. El lunes en la madrugada, los jugadores napolitanos fueron recibidos por miles de tifosi, decenas de los cuales siguieron luego por la ciudad al autobús del equipo en motocicletas y sin cascos. “Confío en que será una gran fiesta, popular y pacífica”, ha dicho el alcalde de Nápoles, Luigi De Magistris

Los festejos, que lleven a cabo el mismo domingo o en los días siguientes, se anuncian mayúsculos. Desde hace varios días, la ciudad luce completamente teñida de azul, el color del Napoli, y el gran mural en honor a Maradona se ha convertido en un auténtico lugar de peregrinaje. E incluso un gigantesco scudetto ya ha sido colocado en una playa de Posillipo, barrio residencial en el que viven varios jugadores del Napoli.