A los 41 años

Roger Federer anuncia su retirada: adiós a un icono del tenis

“Es hora de terminar mi carrera”, dice el legendario campeón suizo después de tres años de lesiones

El adiós se hará efectiva al término de la Copa Laver, que se disputará en Londres del 23 al 25 de este mes

Roger Federer.

Roger Federer. / Mark J. Terrill (AP)

5
Se lee en minutos
Jaume Pujol-Galceran

“A mi familia del tenis y más allá. Con amor, Roger”. Era el mensaje en el que Roger Federer anunciaba esta tarde su retirada del tenis. Una crónica anunciada desde hace tiempo, pero no por eso menos inesperada. Eran las 15.18 de la tarde cuando apareció en las redes sociales para explicar que pone fin a su carrera y que jugará su último partido oficial en la Copa Laver que se disputa del 23 al 25 de septiembre en el O2 Arena de Londres.

“Los últimos tres años se han visto empañados por lesiones y cirugías", decía Federer en el vídeo. “Trabajé duro para volver a estar en plena forma. Sin embargo, conozco los límites de mi cuerpo y el mensaje que me envía es claro. Tengo 41 años. He jugado más de 1500 partidos en 24 años. El tenis me ha dado más de lo que podría haber soñado y ahora debo reconocer que es hora de terminar mi carrera», explica el exnúmero uno mundial, icono del tenis y del deporte en las dos últimas décadas.

Varias intervenciones de rodilla

Federer ha estado luchando durante muchos meses con una rodilla derecha que le ha obligado a pasar varias veces por el quirófano. Durante muchos años fue el rey indiscutible del All England Tennis Club de Londres, donde tiene el récord de 8 títulos (2003 a 2007, 2009, 2012 y 2017).

“Roger, ¿por dónde empezamos? Ha sido un privilegio presenciar tu viaje y ver cómo te has convertido en un campeón en todos los sentidos de la palabra. Echaremos mucho de menos verte adornando nuestras canchas, pero todo lo que podemos decir por ahora es gracias, por los recuerdos y la alegría que le has dado a tantos”, publicaba Wimbledon, en sus redes sociales, minutos después de conocer la retirada del suizo.

Era el reconocimiento a su ‘Majestad’, como le conocen los aficionados británicos. En su centenaria pista central, Federer ha impuesto su mayor dominio y ha hecho crecer la leyenda de un campeón excepcional, único, por su carisma, su juego y su actitud.

Nadal, emocionado

Un tal Rafael Nadal fue quien rompió el idilio del tenista suizo con el All England Tennis Club de Londres y puso fin a una racha triunfal de cinco títulos consecutivos desde el 2003. Fue en 2008 cuando le arrebató la corona en uno de los partidos que ha quedado para la historia del tenis al vencerle en cinco sets por 6-4, 6-4, 6-7 (5), 6-7 (8) y 9-7.

 “Querido Roger, mi amigo y rival. Ojalá ese día nunca llegara. Es un día triste para mí personalmente y para el deporte en todo el mundo. Ha sido un placer y también un honor y un privilegio compartir todos estos años contigo, vivir tantos momentos increíbles dentro y fuera de las canchas. Tendremos muchos más momentos para compartir juntos en el futuro”, valoraba emocionado Nadal, el tenista que más veces le ha amargado la vida en una pista de tenis.

La decepción de Alcaraz

“Siempre nos quedará YouTube” escribía en Twitter uno de su millones de fans en tras conocer su adiós. Y tenía razón. Desde ayer y sobre una pista de tenis, en un torneo, en el circuito, ya nadre podrá verle en directo y disfrutar de su juego. El mismo Carlos Alcaraz se quedará con la ilusión de enfrentarse a él, su ídolo de niño, como dijo que deseaba hacerlo tras ganar la semana pasada el Abierto de Estados Unidos.

Un corazón partido se veía en el tuit que ayer escribía el joven tenista murciano que nació en 2003 el mismo año que Federer ganaba su primer Wimbledon. Alcaraz no podrá enfrentarse a él pero podrá tenerle de compañero en Londres, a su lado, en la Laver Cup, donde ha sido reclutado a última hora por el capitán Bjorn Borg.

Federer deja un palmarés excepcional en una larga carrera desde que ganó su primer título en Milán (2001) y el último en su querida Basilea (2019). En medio de ese largo periodo, el tenista suizo ha conseguido casi todos los títulos para convertirse en un campeón para la historia de este deporte desde Gstaad, donde jugó y perdió su primer partido en el circuito ante el argentino Lucas Arnold (1998) hasta el último que perdió en su jardín de Wimbledon en cuartos de final ante el polaco Hubert Hurkacz, encajando un duro 6-0 final (2021). El único en los 119 partidos disputados en una pista donde solo ha perdido 14 partidos desde su debut en 1999.

Campeón longevo

Noticias relacionadas

Ganador de 103 títulos en su carrera, el segundo de la historia después de Jimmy Connors (109) , entre ellos 20 Grand Slams, Federer ha vivido una extraordinaria longevidad en la pista hasta los 41 años que le ha permitido enfrentarse a grandes campeones como Pete Sampras, antiguo rey de Wimbledon con siete títulos, a quien destronó al estadounidense en 2001 en octavos de final; a números uno como Andre Agassi y Lleyton Hewitt o Andy Roddick, para tomar el mando del circuito por primera vez en 2004 e iniciar una era de dominio que llegó hasta la aparición de Nadal y Djokovic, rivales que se ha retroalimentado en éxitos, para repartirse, de momento, 63 Grand Slam. Una cifra que lo dice todo.

“Federer es la perfección”. Palabra de Rafael Nadal. Poco más que decir.