EL PREMIO DE 'FRANCE FOOTBALL'

Balón de Oro 2021. Alexia Putellas se corona como la reina del fútbol

  • “Estoy segura de que no será el último (galardón de este tipo) de una jugadora del Barça”, dice la capitana

  • Leo Messi se alza con el séptimo galardón de su carrera superando a Lewandowski

Alexia Putellas y Messi posan con los Balones de Oro 2021. / @FRANCEFOOTBALL

4
Se lee en minutos
Enric Bonet

La mejor jugadora del planeta habla catalán y nació en Mollet del Vallés. Alexia Putellas se coronó este lunes por la noche en París como la futbolista más brillante del mundo. Los pronósticos se confirmaron y la centrocampista del Barça ganó el Balón de Oro. Todo un hito para el deporte rey en España, puesto que desde 1960 con Luis Suárez ningún jugador del país había alcanzado la cima con este galardón individual. El premio también supone la guinda del arrollador Barcelona, que concluye este año con un triplete tras haber ganado la Liga, la Copa y la Liga de Campeones.

“Es un premio individual, pero sin duda es un éxito colectivo”, aseguró Putellas, de 27 años, en su discurso tras recibir el galardón en el Teatro de Châtelet en París. “Gracias a los entrenadores que han confiado en mí, al Barça, que coincide con su 122 aniversario”, añadió la centrocampista en una intervención en castellano y catalán y que aprovechó para dedicarlo a su padre fallecido. El brillante año de las culés también recibió el reconocimiento de la presencia de Jennifer Hermoso y Lieke Martens entre las cinco finalistas.

Putellas recibe el Balón de Oro.

/ FRANCK FIFE / AFP

Tampoco hubo ninguna sorpresa en el fútbol masculino. Lionel Messi fue premiado como el mejor del mundo y logró su séptimo Balón de Oro. Le acompañaron en el podio Robert Lewandowski y el italiano Jorginho. Pese a la campaña de la prensa madridista, Karim Benzema se debió conformar con el cuarto puesto.

“No será el último de una jugadora del Barça”

Con el Balón de Oro femenino, Putellas se convierte en la tercera futbolista en ganarlo y sigue la estela de Ada Hegerberg en 2018 y Megan Rapinoe en 2019. La revista France Football empezó en 2018 a entregar este premio en la disciplina del fútbol femenino y el año pasado el galardón se canceló debido a la pandemia. Con 29 goles y 24 asistencias, Putellas ha sido la líder del equipo entrenado por Jonatan Giráldez (y por Lluís Cortés durante los primeros seis meses del año). “Estoy segura de que no será el último (galardón de este tipo) de una jugadora del Barça”, defendió la capitana del conjunto azulgrana.

“No tuve la suerte de crecer en un momento en que sí que había el Balón de Oro para las mujeres y esto ayudará a que haya muchas más niñas que jueguen al fútbol”, afirmó Putellas sobre la relevancia de su premio para promover aún más su deporte entre las mujeres. “Todo el mundo tiene la responsabilidad de que todas las niñas tengan la posibilidad de soñar con ser futbolista, independientemente de cuál sea el color de su piel y da igual si se trata de un hombre y una mujer”, añadió la mejor jugadora del mundo. Aprovechó el galardón para reivindicar unas mejores condiciones laborales para las futbolistas en España, el derecho a ser profesionales: "No hay excusas para que todo el mundo tenga derecho a soñar a ser futbolista y a hacerlo con unas condiciones dignas para ser profesional", dijo.

"No hay excusas para que todo el mundo tenga derecho a soñar a ser futbolista y a hacerlo con unas condiciones dignas para ser profesional"

Alexia Putellas, capitana del Barça

Joan Laporta, a la salida de la gala, sacó pecho. "Es un orgullo para el Barça. Ha sido precioso. Hoy hacemos 122 años de historia y esta es la mejor manera de celebrarlo. Alexia es una persona que te llega al corazón", señaló con tono entusiasmado.

Messi, el más premiado de la historia

La ceremonia en el Teatro de Châtelet también confirmó la condición de Messi como Dios del fútbol. El excapitán del Barça, actualmente en las filas del París Saint-Germain, se consolidó como el jugador que más veces recibió el prestigioso premio en la historia por delante de Cristiano Ronaldo (cinco Balones de Oro, pero quedó sexto en la edición de este año). El portugués fue el gran ausente de la gala tras haber protagonizado una polémica con el redactor jefe de France Football, quien le reprochó que su única ambición es “retirarse con más Balones de Oro que Messi”.

Lionel Messi y su familia a la llegada a los premios

/ REUTERS/Benoit Tessier

“Es increíble volver estar acá. Hace dos años dije que eran mis últimos años y vuelvo a estar aquí”, declaró el astro argentino al proclamarse vencedor. “Tengo muchas ganas de seguir peleando por nuevos retos. No sé cuándo llegará el momento del adiós, porque disfruto mucho del fútbol”, afirmó Messi, quien tuvo muy buenas palabras hacia su principal competidor, el polaco Lewandowski. “Decirle a Robert que es muy especial haber llegado a la final con él. Todo el mundo estuvo de acuerdo que el año pasado fuiste el ganador. No se pudo hacer por el tema de la pandemia, pero creo que mereces tener este trofeo en tu casa”.

Además de Putellas y Messi, otro azulgrana fue uno de los triunfadores de la noche: Pedri, recompensado con el premio Kopa al mejor jugador sub-21. “Le agradezco al Barça y a los jugadores y técnicos que me han apoyado (…). Leo te doy las gracias por lo que me apoyaste”, dijo el mediapunta del Barça, que también quedó 24º en el ranking final del Balón de Oro, siendo el culé mejor posicionado en el fútbol masculino. “Al Barça le espera un futuro grande. Me alegra ver a gente como Gavi y Nico”, añadió Pedri sobre la brillante hornada de promesas culés, liderada por el canario.

Noticias relacionadas