FÚTBOL

Brasil derrota 1-0 a Perú y es el primer finalista de la Copa América

  • Una gran acción de Neymar doblega a los peruanos en un partido que se le hizo cuesta arriba al equipo que dirige Tite

  • El otro finalista saldrá del partido de este martes entre la Argentina de Leo Messi y Colombia

  • Horario y dónde ver en España la Copa América

Neymar pelea un balón en el Brasil - Perú.

Neymar pelea un balón en el Brasil - Perú. / Andre Coelho

3
Se lee en minutos
Abel Gilbert
Abel Gilbert

Corresponsal en Buenos Aires

Especialista en se ha especializado en temas políticos relacionados con la región pero también ha abordado cuestiones culturales y deportivas

Escribe desde se encuentra en la ciudad de Buenos Aires

ver +

Brasil es el primer y previsible finalista de la Copa América que ha organizado a tropezones. Derrotó, no sin algunos sustos, a Perú, por 1-0 en el estadio Nilton Santos de Río de Janeiro. El próximo sábado espera al ganador de Argentina-Colombia.

Una final entre brasileños y argentinos, lo que es decir, entre Neymar y Leo Messi, le dará al certamen un cierre de emociones que estuvo ausente en la mayoría de los partidos. A juzgar por los antecedentes, el equipo que conduce Tite preferiría a los "cafeteros", no solo porque los ha vencido en el primer tramo del campeonato: la selección albiceleste siempre representa un peligro mayor e impredecible. Y más si juega el mejor de todos.

Caño de Neymar

Los pentacampeones mundiales fueron amplios dominadores durante la primera parte. Antes de superar la primera hora, el portero peruano Pedro Gallese impidió en cuatro oportunidades claras que los locales abrieran el marcador. Casemiro, Neymar, dos veces, y luego Richarlison, se quedaron con el grito de gol atragantado.

Brasil le había ganado a Perú por cuatro goles de diferencia en la primera ronda de la Copa. Esta vez, los pupilos del entrenador argentino, Ricardo Gareca, trataron de reducir daños y cumplieron con eficacia su cometido hasta el minuto 36. Neymar pisó el área. Lo esperaban dos defensores. Pasar entre Callens y Ramos parecía algo imposible, salvo para un jugador de la talla del astro del PSG. El diez lo hizo a través de un "caño" a al primero de los zagueros y quedó en posición inmejorable para asistir a Lucas Paquetá. El atacante del Olympique de Lyon no perdonó.

 A partir de ese momento, comenzó a jugarse otro partido. Perú se vio obligado a adelantarse en el terreno. A fuerza de voluntad, puso en aprietos a Ederson en varias ocasiones. Le faltó, sin embargo, un mayor protagonismo de su principal figura, Gianluca Lapadula, para alcanzar el empate. La canarinha ya no tuvo las facilidades iniciales. Neymar dejó de ser el centro de gravitación del seleccionado verde y amarillo.

Tite tomó recaudos para frenar la avanzada del rival y ubicó en el campo a Everton Ribeiro, en lugar de Everton. A los 81 minutos, los peruanos tuvieron su chance más clara. Yoshimar Yotún lanzó un centro desde la izquierda. Callens saltó entre los experimentados defensores, Marquinhos y Thiago Silva y cabeceó solo, con la portería vacía, porque Ederson había salido mal a interceptar el balón.

Tite intentó en los últimos minutos aprovechar los espacios vacíos que dejaban las avanzadas de Perú. Vinícius Júnior ocupó el lugar de Richarlison. Militão salió por Renan Lodi. Esas variantes no modificaron la situación. Perú siguió presionando. Le falto la estocada decisoria. A pesar de la angustia, los anfitriones son merecidos finalistas.

La otra semifinal

Los brasileños conocerán este martes el nombre de su contendiente. "Queremos ganar y llegar a la final. Es evidente el hambre de estos jugadores. Ellos están concentrados, todos tenemos una ilusión bárbara", dijo el entrenador de la selección argentina, Lionel Scaloni. A su criterio, el equipo ya cumplió con el objetivo fijado de al menos llegar a la semifinal.

Noticias relacionadas

Ese horizonte no se corresponde con las exigencias de la prensa y los hinchas: quieren la Copa, y creen que esta vez hay razones para pensar que es posible, teniendo en cuenta el nivel que ha mostrado su principal espada, Messi. Si algo no quieren Scaloni ni los jugadores es una definición por penales con los colombianos. "Si eso sucede, ojalá que las cosas salgan bien para nosotros".

A diferencia de otros certámenes, por estas horas se vive un clima de excepcional unanimidad alrededor de Messi: los programas deportivos aseguran que nunca se lo vio tan bien y comprometido. Aunque esas impresiones no se ajustan la realidad (no es necesariamente el mejor Messi con la camiseta celeste y blanca), lo que se impone es un discurso elogioso sin fisuras al hablar del astro del Barcelona. Todo puede concluir si Argentina no llega a la final o es derrotada por Brasil el sábado venidero.