El duelo de La Cartuja

Athletic y Real se retan en la primera final de Copa con una árbitra

  • Los dos grandes del País Vasco persiguen este sábado en Sevilla un título que no levantan desde los años 80

  • Los 'leones' eliminaron al Barça en cuartos, mientras que los donostiarras dejaron fuera al Madrid en la misma ronda en febrero del pasado año

  • "Ojalá llegue el día en el que una mujer árbitra deje de ser noticia", dice la extremeña Guadalupe Porras, que será una de las asistentes del catalán Estrada Fernández.

Xavier Estrada, el segundo por la derecha, árbitro de la final, junto a su asistente Guadalupe Porras.

Xavier Estrada, el segundo por la derecha, árbitro de la final, junto a su asistente Guadalupe Porras. / Efe

3
Se lee en minutos
Raúl Paniagua
Raúl Paniagua

Periodista

ver +

Nunca antes en la historia ha sucedido y quién sabe si volverá a pasar. Por primera vez, el Athletic y la Real, los dos grandes del fútbol vasco, se miden en la final de la Copa del Rey, un duelo apasionante que encumbrará a unos y arruinará a otros. Es el partido de sus vidas, ese tipo de citas en las que quizá hay algo más que perder que ganar, pero que nadie se quiere perder. Lamentablemente será sin público. Ambos clubs prefirieron esperar por la pandemia, pero el tiempo se agotó y el campeón de la Copa de 2020 se conocerá un 3 de abril de 2021 que pasará a los anales del fútbol vasco.

Tres días después de albergar el partido entre España y Kosovo, el estadio de La Cartuja acogerá un pulso con un tremendo valor simbólico. La historia demuestra que cuesta horrores llegar hasta este punto. Y mucho más alzar el trofeo. La Real Sociedad lleva 34 años sin lograr un título, justamente la Copa de 1987 conquistada contra el Atlético en los penaltis en Zaragoza. Un año después caería ante el Barça (1-0) en una nueva final. En aquel equipo confluían la generación dorada bicampeona de Liga (Arconada, Gorriz, Zamora…) con valores en auge como Bakero y Beguiristain. Los donostiarras no volverían a llegar tan lejos hasta esta edición.

La trifulca del 84

El Athletic aún lleva más tiempo sin levantar su título favorito. Desde 1984, en aquella mítica final contra el Barça (1-0) que acabó en trifulca con Maradona, Migueli y Clos contra Goikoetxea, Sarabia y De Andrés como principales combatientes. Los leones volvieron a la final en 1985, 2009, 2012 y 2015, pero siempre salió cruz. Si caen ante la Real tendrán una nueva oportunidad en dos semanas contra el equipo de Ronald Koeman, pero nadie quiere pensar en ello. Si hay que elegir, todos los bilbaínos lo tienen claro.

«Somos un club peleón, guerrero, que compite con aldeanos. Ese es nuestro ADN competitivo. Ha pasado tanto tiempo desde la última Copa que yo ni había nacido. Vamos a ir a por todas porque desde pequeño se sueña con algo así», proclamó Iñaki Williams, uno de los baluartes de un Athletic que dejó fuera al Barça en cuartos de final en febrero con un autogol de Busquets (1-0). La Real eliminó en la misma ronda al Madrid (3-4) en febrero del pasado año. 

Ahí se empezó a fraguar una final histórica que tiene premio doble para el vencedor: el próximo miércoles se repetirá el derbi en Anoeta en la Liga y el perdedor en Sevilla debería hacer el pasillo. «Se avecina un momento único. Ganar sería como cumplir un sueño», apuntó el internacional Oyarzabal.

Árbitro catalán

Noticias relacionadas

La final contará con otra novedad. El catalán Xavier Estrada Fernández arbitrará el duelo asistido en las bandas por Roberto Alonso Fernández y Guadalupe Porras Ayuso. La extremeña será la primera árbitra presente en una final de la Copa del Rey en la que no faltará Felipe VI. El monarca estará acompañado en el palco por Luis Rubiales, el presidente de la federación española. 

«Ojalá llegue el día en el que una mujer árbitra deje de ser noticia y no se hagan distinciones por sexo. Yo trabajo de la misma forma que mis compañeros», valoró este viernes Guadalupe, que no se muestra especialmente nerviosa por el choque. «Tengo sensaciones muy buenas», remarcó.