30 sep 2020

Ir a contenido

sufrida victoria por 0-1

La cabeza de Ocampos clasifica al Sevilla

El conjunto andaluz se jugará el domingo el pase a la final de la Europa League ante el Manchester United

Los jugadores del Sevilla celebran el tanto de la victoria.

Los jugadores del Sevilla celebran el tanto de la victoria. / REUTERS / Friedemann Vogel

Tenían hambre los 'lobos' ingleses. Pero era un hambre voraz solo en términos defensivos, pues a lo largo de los 90 minutos y hasta con tiempo de amenazar con la prórroga, solo inquietaron una vez la portería sevillista de penalti fallido. Le costó sudor y hasta lágrimas al Sevilla ganarse el pase para las semifinales de la Europa League. Tardaron nada menos que 88 minutos en conseguir el tanto de la victoria y el domingo buscarán el pase a la final de la segunda competición continental ante el Manchester United.

El Sevilla era favorito pero tuvo que ponerse el traje de faena y encomendarse al arte y la gracia de Banega para superar a unos Wolves que siempre se situaron magníficamente en términos defensivos. Buscaban los británicos encomendarse a la velocidad de un exazulgrana,Adama, para  noquear al Sevilla de contragolpe. Y casi lo consiguen en una acción de fuerza gracias a un esprint de Adama más propio de una pista de atletismo que de un campo de fútbol desgraciadamente vacío en las gradas para que la gente no se olvide de que enAlemania, donde se disputaba el partido de cuartos de final, como en todas partes, la pandemia sigue muy presente.

La jugada inglesa

A los 10 minutos Adama corrió veloz y cayó dentro del área, en unos pocos segundos el VAR confirmó la pena máxima. Los ingleses tenía ante sí la oportunidad de ponerse por delante y el Sevilla un incendio en sus filas. Pero el guardameta Bono estuvo perfecto e intuyó la dirección del disparo del mexicano Raúl Jiménez. Detuvo el penalti. Saltó el banquillo sevillista. Y de este modo, con 80 minutos por delante se terminó prácticamente la furia de los 'lobos'.

Sin embargo, el Sevilla durante la primera parte se dedicó a dominar a sus rivales, a apoderarse del centro del campo pero sin crear peligro serio ante la portería rival. Y así siguió el partido durante el primer cuarto de hora de la segunda mitad. Fue la señal para que los andaluces pusieran una velocidad más al partido y para que se lanzaran una y otra vez en busca de un tanto que los clasificase y evitase una prórroga que podía ser absolutamente letal para ellos.

Fue entonces cuando apareció la milagrosa cabeza del argentino Ocampos tras recibir el balón del acertado Banega. El domingo los espera el Manchester United con la recompensa de la final para el vencedor. En el otro partido, el Shakhtar derrotó al Basilea por 4-1.

La ficha del partido

0 - Wolverhampton Wanderers: Patricio; Boly, Coady, Saiss; Doherty, Dendoncker, Moutinho (Pedro Neto, m.71), Neves, Vinagre; Raúl Jimenez y Adama Traoré (Diogo Jota, m.79).

1 - Sevilla: Bono; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Reguilón; Fernando, Joan Jordán (Franco Vázquez, m.85); Ocampos, Éver Banega, Suso (Munir, m.89); y En-Nesyri (De Jong, m.85).

Gol: 0-1, M.88: Ocampos.

Árbitro: Daniele Orsato (Italia). Amonestó al jugador del Sevilla Diego Carlos (m.11) y al del Wolves Saiss (m.49).

Incidencias: Eliminatoria de cuartos de final de la Liga Europa disputada a partido único y a puerta cerrada en el estadio MSV Arena de Duisburgo (Alemania).