ANÁLISIS DEL TORNEO POSTCONFINAMIENTO

El álbum de recuerdos de la Liga del coronavirus

Real Madrid, Atlético, Villarreal y Granada triunfaron en un desenlace inédito que hundió a un Getafe que solo logró una victoria

Sergio Ramos celebra un gol contra el Getafe el pasado 2 de julio.

Sergio Ramos celebra un gol contra el Getafe el pasado 2 de julio. / AFP

3
Se lee en minutos
Raúl Paniagua
Raúl Paniagua

Periodista

ver +

Parecía un reto realmente complicado, pero al final Javier Tebas se salió con la suya y la Liga de Primera se cerró sin mayores sobresaltos. Sin público, con convocatorias de 23 jugadores y cinco cambios por equipo en cada partido, entre otras novedades, el campeonato pudo completarse. El virus tampoco alteró demasiado el guion. Nada que ver con el desenlace de Segunda, que aún dará mucho que hablar. 

Esos 110 partidos disputados en 39 días sin apenas descanso comportaron cambios en casi todas las zonas de la clasificación, desde el liderato a los puestos europeos. Solo se mantuvo sin variación el descenso, con Mallorca, Leganés y Espanyol como carne de Segunda. 

Éxito granadino

El análisis de una miniliga histórica comporta diversas curiosidades. El primer vistazo a la clasificación del antes y el después de la pandemia apunta al Madrid, Atlético, Villarreal y Granada como grandes triunfadores del covid-19. El equipo blanco iba segundo antes del parón y acabó campeón con una serie estelar de 31 de 33 puntos posibles, todo ello sin entrar a fondo en cuestiones arbitrales. 

El bloque de Simeone pasó de la Europa League a la Champions, mientras el Villarreal se coló en Europa con una meritoria quinta plaza cuando iba octavo. El Granada se metió también en la previa de la antigua UEFA, competición que podría jugar por primera vez en su historia. 

Desastre de Bordalás

Mucho peor le fue a un Barça que se atascó con tres empates en junio, un Valencia sin alma, una Real que perdió su plaza de Champions y estuvo cerca de quedarse fuera de Europa y, especialmente, a un Getafe que se olvidó de todo lo bueno que había hecho hasta marzo. El fiable equipo de Bordalás se derrumbó y solo fue capaz de lograr una victoria en 11 partidos. Acabó fuera de los puestos europeos. 

Bordalás se lamenta en un partido del Getafe / EFE

«El parón no nos sentó bien. Hicimos pocos goles y encajamos muchos. Me quedo con la temporada y nos centramos en el compromiso que tenemos ahora en Europa», valoró el técnico del Getafe, que se medirá con el Inter en la Europa League. «Fue muy duro competir tras el confinamiento. Estábamos en nuestro mejor momento cuando se paró todo, con el equipo preparado para acabar como motos. Después no llegaron los resultados, pero supimos superarlo para acabar bien», explicó Imanol Alguacil, feliz tras llevar a la Real a Europa con apuros. 

Las manías de Zidane

Uno de los datos más sorprendentes corresponde a las sustituciones. Se esperaba que los técnicos aprovecharan al máximo los cinco cambios por partido. Falso. Ese recurso fue perdiendo peso con el transcurso de las jornadas quizá influido también por las pausas de hidratación. 

Ni siquiera en la mitad de partidos del tramo final se agotaron los 10 cambios permitidos

Solo en 50 de los 110 partidos se completaron los 10 relevos permitidos. Quique Setién, por ejemplo, solo utilizó los cinco hombres de refresco en 4 de los 11 encuentros, mientras Zidane fue más allá al hacer, incluso, solo dos sustituciones en los choques contra el Valencia, el Espanyol y el Granada. Otros técnicos, como Sergio en el Valladolid, Arrasate en Osasuna o Mendilibar en el Eibar tampoco fueron fans de la nueva normativa.

Más triunfos visitantes

Jugar sin público también tuvo sus consencuencias, no solo en la intensidad de los encuentros, que en algunos ocasiones resultó bastante lamentable, sino también en los resultados. Hasta el parón había un 47% de victorias locales en la Liga, una cifra que se redujo hasta el 40% con la miniliga.

Noticias relacionadas

En la jornada 26, la del Madrid-Barça (2-0) del 1 de marzo, solo hubo una victoria fuera de casa. El Getafe fue el único capaz de ganar lejos de su estadio al batir al Mallorca (0-1). El panorama cambió con los campos vacíos y en la jornada 37, la penúltima, se estableció una marca de seis triunfos visitantes.

Messi, junto a Setién, en un partido del final de temporada / REUTERS

Respecto a los goles, se habían registrado 685 tantos en 27 jornadas (25,3 de media) antes del parón. En la miniliga hubo 257 (23,3 de promedio). Gerard Moreno fue el pichichi postconfinamiento, mientras Messi fue el único jugador de campo que selló el pleno de minutos.