30 sep 2020

Ir a contenido

CASO ÚNICO

El fútbol resiste al coronavirus en Bielorrusia

Mientras se para todo el fútbol europeo y casi mundial, la liga bielorrusa celebra la primera jornada de su temporada 2020

Alejandro García

Imagen de un partido del BATE Borisov.

Imagen de un partido del BATE Borisov. / @FCBATE

Turquía, que era la única liga importante aún en pie, fue el último país bajo los dominios de UEFA en decretar un parón en su fútbol a causa de la expansión de la pandemia por coronavirus, antes había caído Rusia y, con ella, toda la zona más influenciada desde Moscú. Aún así, hay un reducto en el lo más profundo de Europa del Este donde el fútbol resiste, casi como si nada hubiera pasado, con público en las gradas en las inauguración de su temporada, en la primera jornada de la Premier de Bielorrusia.

Pese a que el país tiene 69 casos confirmados de contagio (18 nuevos en las últimas 24 horas), sin muertes, el fútbol bielorruso ha decidido no parar el inicio de su liga, previsto para este fin de semana, y no cerrar las puertas de los estadios a los aficionados. Este jueves arrancó la temporada 2020 de la Vysheyshaya Liga, la máxima categoría en el país con dos partidos (con derrota del BATE Borisov, ganador de 13 títulos consecutivos entre 2006 y 2018, ante el primer líder Energetik-BGU). 

Este viernes se celebran dos de los partidos más esperados por los aficionados: debuta el defensor del título, el Dinamo de Brest, y el histórico Dinamo de Minsk, ganador de las cinco primeras ligas de la Bielorrusia independiente tras el colapso de la Unión Soviética. Para el sábado y el domingo hay previstos también cuatro partidos más, con participación del Slavia Mozyr o del FC Minsk, para completar la primera jornada de la temporada 2020. 

Sauna, vodka y trabajo

"¿Por qué tendríamos que retrasar el inicio de la liga?. No hay una situación crítica ni estado de alarma en el país”, reflexionó el presidente de la Federación Bielorrusa de Fútbol Vladimir Bazanov ante las críticas del mundo a su decisión. “Muchos partidos en Europa se han estado jugando sin espectadores, pero los aficionados se han reunido alrededor de los estadio, por lo que cerrar las tribunas no tiene sentido. No tenemos pánico. La situación en el país no es para que debamos detenerlo todo, no hay que exagerar”, remató el directivo del fútbol bielorruso que cuenta con el soporte del presidente Aleksandr Lukashenko, que recomendó vida alegre a sus conciudadanos para luchar con el Covid-19: "Vayan al sauna, beban mucho vodka y trabajen duro", aconsejó el máximo mandatario.

“El mundo se ha vuelto loco por el coronavirus, o tal vez por las especulaciones relacionadas con el coronavirus. Pero para nosotros no es lo principal, ya hemos sobrevivido a otros virus antes”, discurrió Lukashenko, que ejerce la Jefatura del Estado bielorrusa con mano de hierro desde 1994.

Resquicios de fútbol

Bielorrusia es la única liga bajo el paraguas de UEFA (51 federaciones nacionales) que mantiene el fútbol activo. El resto de la Europa futbolística ha echado el cierre, así como las grandes ligas asiáticas y americanas. Solo la A-League de Australia mantiene partidos, aunque siempre a puerta cerrada, pese a que el país austral es relativamente restrictivo en su confinamiento por el coronavirus y a que hay dos equipos en cuarentena. 

Además, el fútbol solo sigue activo con partidos salpicados por África (en Angola, Malawi, Burkina Faso, Aruba o Burundi) y en Asia (Turkmenistán, Camboya, Singapur o la Copa de Hong Kong, donde ya ha clausurado la liga), además de la Primera División de Palestina, después de que se suspendieran los últimos campeonatos estaduales de Brasil (dependientes de autoridades locales).