13 ago 2020

Ir a contenido

LA JORNADA DE LA LIGA

Zidane: "Es hora de que Hazard vuelva"

El técnico del Madrid oficializa el regreso del belga este domingo ante el Celta después de tres meses fuera por lesión

Alejandro García

Eden Hazard junto al balón en el entrenamiento de este sábado del Madrid.

Eden Hazard junto al balón en el entrenamiento de este sábado del Madrid. / EFE

Después de dos tentativas fallidas, la visita del Celta es el escenario elegido por Zidane para hacer efectiva la vuelta de Hazard al equipo, después de casi tres meses lesionado. “Estoy muy contento. Ya es hora de que vuelva, físicamente está listo y va a estar con nosotros. No teníamos que precipitarnos y eso es lo que hemos hecho”, explicó el técnico. 

Aunque el belga no estará en en el once titular este domingo al Celta en el Bernabéu (21.00 horas), su importancia en el proyecto es incuestionable y la principal labor ahora del técnico francés es sumar el talento de Hazard al buen rendimiento colectivo que ha encontrado en su equipo, a veces con un sistema de cinco centrocampistas ahora en entredicho, pero siempre con la rémora del pobre rendimiento ofensivo. “Sabemos lo que gana el equipo con Eden, por eso lo hemos fichado”, es todo lo que explicó Zidane, varias veces, sobre la incursión del belga en el sistema. “El ADN del Madrid es atacar, pero lo ideal es un equilibrio. Defensivamente tenemos que trabajar duro, como últimamente”, había justificado antes el francés.

Mes trascendental

La vuelta de Hazard llega justo a tiempo para reforzar al equipo ante un mes trascendental para la temporada, con la presión por La Liga y una eliminatoria de máxima exigencia en Liga de Campeones ante el Manchester City (la ida en Madrid el 26 de febrero), recién excluido de las dos próximas Champions, pendiente de apelación: “No va a cambiar nada en la eliminatoria, es un equipo muy fuerte y eso no va a cambiar”, se mantuvo inmóvil Zidane ante la influencia de la sanción en la eliminatoria.

Entre los damnificados con la reinserción de Hazard, además de la figura de Isco como quinto centrocampista, el primer nombre que surge es un Vinicius que había venido ganando protagonismo con buenas actuaciones fuera del área y con el bajón de Rodrygo. “Sé que tengo a 23 que pueden jugar y elegir siempre es lo más difícil”, insistió el técnico en un discurso habitual en sus comparecencias. 

El Celta llega a Madrid acuciado por el descenso, pese a su victoria ante el Sevilla, pero con la buena noticia de la recuperación de Murillo para que Óscar García pueda repetir la defensa de tres centrales con la que ha encontrado algo de aire en una temporada complicada.