01 jun 2020

Ir a contenido

DUELO EN LIMA

Flamengo busca ante River su primera Libertadores en 18 años

Los brasileños llegan afilados a la final, pero el equipo de Gallardo, privado de algunas de sus figuras, confía en dar la sorpresa

Abel Gilbert

Jorge Jesús (derecha) dirige el último entrenamiento del Flamengo en Lima.

Jorge Jesús (derecha) dirige el último entrenamiento del Flamengo en Lima. / EFE / ANTONIO LACERDA

River Plate y Flamengo dirimen este sábado en Lima si un equipo argentino o brasileño se queda con la Copa Libertadores de América. River llega a la final por tercera vez desde que ha tomado sus riendas Marcelo Gallardo. Los 'Millonarios' cifran la esperanza de un nuevo título en la astucia del entrenador, a quien consideran un gran lector de los partidos. Gallardo sabe bien que esta vez su equipo no es favorito a pesar de haber llegado a la instancia crucial del torneo después de eliminar a Boca Juniors. Flamengo, en cambio, ha llegado a Lima en plena forma. Y no solo por ser líder indiscutible e invicto del Brasileirao. De la mano de Jorge Jesús, ha cambiado el mapa del fútbol de su país.

La prensa carioca asegura que el míster portugués ha sido un revulsivo formidable y ahora tiene la oportunidad de demostrarlo en un certamen internacional que le da otro lustre. "O mais querido", como se autodefine 'Fla' a la hora de medir su popularidad en todo Brasil con el Corinthians de Sao Paulo, espera quedarse con un trofeo que le es esquivo desde 1981. La 'torcida' siente que esta vez los planetas están en orden con Jesús en el banquillo y jugadores como Filipe Luis, Rafinha, Gabigol, Bruno Henrique y el español Pablo Marí. Flamengo, asegura la afición rojinegra, será campeón el sábado y le mostrará al mundo la vistosidad de su fútbol. De hecho, han comenzado a festejar antes de jugar. "Se ven a las puertas de la tierra prometida", señaló el diario 'O Globo' en Río de Janeiro para hacer referencia al estado de júbilo que envuelve a parte de la "ciudad maravillosa" antes de que comenzara a rodar el balón. Y ese puede ser el punto débil de un equipo que se enfrentará con otro experimentado en este tipo de duelos a todo o nada.

Mientras que Jesús tiene un once que juega con la continuidad, desparpajo y la precisión de quienes parecen conocerse de toda una vida, Gallardo sabe de antemano que parte de su engranaje chirría. El 'Muñeco' espera al menos contar con Enzo Pérez, una pieza vital en la mitad del campo. El ex del Valencia padeció una lesión que casi lo deja fuera de la final. Si bien se ha recuperado, el entrenador resolverá a última hora si es está a la altura de las circunstancias. Gallardo no ha soltado palabra sobre las posibilidades reales de incluir al colombiano Fernando Quintero y Lucas Pratto. Ninguno se encuentra en la plenitud física pero han sido esenciales para un River que desde hace meses juega con remiendos permanentes.

Gallardo y Jesús saben además que una consagración puede llevarlos al fútbol europeo. Saben también que el vencedor será aquel que sea más preciso y efectivo con la pelota. El argentino confía en la inspiración del emergente Exequiel Palacios. El portugués espera que Gabigol irrumpa con toda su potencia. Ninguno de los entrenadores descarta que la Copa se defina por penaltis, y por eso los porteros Franco Armani y Diego Alves se han preparado intensamente para hacer frente a esa eventualidad. Lo importante a estas alturas es ganar o ganar, como sea.