Ir a contenido

BALONMANO

Goles sin freno en el Barça-Aalborg (44-35)

Los azulgranas arrollan otra vez al cuadro danés en el inicio de la segunda vuelta de la Champions

Joan Domènech

Aleix Gómez anota uno de sus tres goles de jugada (más seis de penalti) que marcó al Aalborg.

Aleix Gómez anota uno de sus tres goles de jugada (más seis de penalti) que marcó al Aalborg. / TONI ALBIR (EFE)

Comenzó la segunda vuelta de la Liga de Campeones igual que terminó la primera el fin de semana pasado: con un triunfo del Barça sobre el Aalborg (44-35), esta vez en el Palau Blaugrana. Y se repitió el partido goleador y desenfrenado de la ida (30-34). Mucho más goleador y desenfrenado, con 79 goles entre ambos, con los de Xavi Pascual sintiéndose en su salsa, en casa, aunque la asistencia (2.139 espectadores) no fuera tan generosa como lo fue el tanteador.

Por repetir, Aleix Gómez volvió a ser el máximo anotador con 9 goles, 6 de penalti. Su estadística casi perfecta se truncó en el último tiro, que podría haber mantenido la máxima diferencia (44-34) que se alcanzó en el tramo final cuando, una vez decidido el ganador, ambos equipos pareciera que arrojaban a un lado el corsé (si es que alguna vez lo tuvieron apretado) para malearse a golpe de goles.

Porteros damnificados

El festival ofensivo tuvo como principales damnificados a los porteros. Jugaron los dos suplentes de inicio (Moller y Aggefors), pero los titulares (Pérez de Vargas y Saeveraas) tampoco pudieron atemperar el ritmo de la pista, que muy pronto se dibujó frenético. Solo 21 paradas reunieron -Pérez de Vargas apenas salió para intentar detener un penalti-, con muy bajos porcentajes de acierto. Todo lo contrario que los jugadores de pista, que se repartieron 111 lanzamientos (60 y 51).

Dika Mem, ante Smarason. / TONI ALBIR (eFE)

El Barça de este año juega a correr y a marcar y el Aalborg aguantó el envite: también corrió y marcó, con un equipo más joven, pero su inferior calidad (y menor banquillo) le fue retrasando en el tanteador. Aguantó el tirón en el primer tiempo hasta que Pascual cambió a todo el equipo (12-12) y el Barça esprintó para adquirir la máxima renta al decanso (22-17).

No se paró ahí el Barça, a quien le quedaban hombres frescos para mantrener la velocidad de crucero. Palmarsson tomó el relevo de N’Guessan en el plano anotador y rubricó la capacidad ofensiva del Barça, el mayor goleador de Europa y líder de su grupo, con la única tacha de la derrota en la primera jornada ante el Szeged y que no podrá reparar hasta la última.

Palmarsson protege el balón del acoso de Mollgaard. / TONI ALBIR (eFE)

Barcelona (44): Moller (Pérez de Vargas); Ariño (1), N’Guessan (6), Entrerríos (3), Fabregas (5), Mem (1), Tomás (2) -siete inicial- Aleix (9), Petrus, Sorhaindo (4), Palmarsson (6), Àlex (2), Cindric (1),Dolenec (3), Andersson (1).

Aalborg (35): Aggefors (Saeveraas); Barthold (5), Smarason (3), Antonsen (4), Mollgaard (2), Christensen (2), Marcher (5) - siete inicial-  Jensen (6), Norlyk (3), Ellebaek (1), Jakobsen, Liaba (3), Juul-Larsen (1).

Temas: Balonmano