Ir a contenido

RALLY DE MARRUECOS

Sainz y Alonso se citan en Arabia

El madrileño finalizó segundo en el Rallye de Marruecos que el asturiano ha aprovechado al máximo para adquirir experiencia en raids de cara al Dakar

Miguel Martínez

Carlos Sainz, en el Rally de Marruecos.

Carlos Sainz, en el Rally de Marruecos.

El duelo se repetirá en el Dakar: Mini contra Toyota. La batalla final entre las dos monturas más competitivas de los raids enfrentó en Marruecos a Carlos Sainz y Lucas Cruz con el más ligero Mini, frente al surafricano Giniel de Viilliers y Alex Haro con el más pesado y potente Toyota.

Por el camino de este durísimo rallye se habían quedado supercampeones como Stephane Peterhansel o Nasser Al Attiyah. Ya sé verá quién resiste mejor en el Dakar. En la meta marroquí de Fez fue De Viniers quién supo administrar la ventaja y aprovechar una avería final de Sainz, mientras Fernando Alonso acumuló experiencia para sumarse a esa lucha en las dunas de Arabia el próximo mes de enero.

"El objetivo es llegar al Dakar al 100%" (Fernando Alonso)

"El objetivo es llegar al Dakar al 100%", resume Alonso, sabedor de que aún le falta adquirir experiencia en los raids. Finaliza Marruecos con "sabor agridulce, porque ves que te vas dejando tiempo aquí y allá y no hemos podido hacer ningún día completamente limpio, incluso en esta última etapa. Pero son cosas que les pasan a todos y hay que aprender de ellos. Es más hacer el 90% todo el día que buscar el 100% y bajar luego al 50%", señala el asturiano.

Décimo en la general

"Tengo que ver los próximos meses, cuál sería la preparación necesaria para llegar al 100% y ser lo más competitivos posible, si finalmente vamos. Quedan dos meses y medio y veremos". El bicampeón del mundo de F-1 y campeón del mundo de resistencia debe mejorar en "muchas cosas". Leer bien el terreno, leer bien los obstáculo por los que tienes que pasar.

Se cruzan muchos ríos en este rally y mi instinto me decía que debía pasar por un lado y todas las huellas iban por otro. Así que como el resto saben más intento seguir las huellas. Hay cosas que me han de venir por mí mismo y tener un pelín más de ritmo. Poco a poco junto a Marc iremos mejorando”, explica el asturiano que finalizó décimo de la general.

Alonso nunca accedió a las primeras plazas entre las que solo dos pilotos lucharon al final por el triunfo. Giniel de Villiers partía con 4,47 minutos de ventaja frente a Carlos Sainz sobre sobre 166 kilómetros de pistas a través del Atlas y rodeadas de bosques en su parte final.

Sainz había recortado medio minuto en los primeros parciales pero un error de navegación les hizo perder un minuto que habían reducido a solo 26 segundos cuando un tubo de la refrigeración del motor se rompió a 10 kilómetros de meta. Su compañero en Mini Kuba Przygonski les remolcó a meta y así mantuvieron la segunda posición.

Barreda, tercero

De Villiers y Haro firmaron un triunfo de etapa y la victoria final en Marruecos con el Toyota Hilux. Nani Roma y Dani Oliveras llevaron su Borgward al séptimo puesto en la general, mientras que Isidre Esteve y Txema Villalobos finalizaron decimoterceros con BMW.

En motos, Joan Barreda, que llego a ser líder del rallye, finalizó tercero, pero a tan solo 2.44 minutos del ganador, Andrew Short llegó líder a este último día, con solo 28 segundos de ventaja sobre Pablo Quintanilla y pudo mantener la ventaja en la última etapa. Laia Sanz completó una última especial a buen ritmo, decimoctava, la misma posición en la que finalizó en la general.