Ir a contenido

ACTUACIÓN PARA LA HISTORIA

La gimnasta Simone Biles logra lo nunca visto: un doble salto mortal con triple giro

Ninguna gimnasta había realizado antes esa pirueta en un ejercicio de suelo que la coronó por sexta vez en el campeonato de EEUU

Luis Mendiola

Simone Biles, durante el salto en el ejercicio de suelo.

Simone Biles, durante el salto en el ejercicio de suelo. / Denny Medley-USA TODAY Sports

Por si alguien tenía algún tipo de dudas, Simone Biles dejó clara su condición de mejor gimnasta del mundo con una actuación inolvidable este pasado domingo en los campeonatos de gimnasia de Estados Unidos, que se disputaron en Kansas, en las que conquistó por sexta vez el título estadounidense en el concurso general.

En una jornada que quedará para la historia, la pequeña Biles, 142 centímetros de pura energía, se convirtió en la primera mujer en la historia en lograr un ‘triple doble’ en suelo, dos saltos mortales con triple rotación, que apenas se ve en la competición masculina y que ninguna mujer se había atrevido a intentar.

 

El video del ejercicio de la cuádruple campeona olímpica se hizo viral en las redes sociales y la gimnasta de 22 años, de Columbus (Ohio) reveló que, en cuanto finalizó su actuación, corrió en busca de su móvil para ver las imágenes. "No quería ser la última en verlo, me metí en las redes sociales para saber cómo se vio", remarcó con una enorme sonrisa.

Aquí, en cámara lenta:

Biles probó el salto en la clasificación del viernes, pasándose incluso de fuerza y teniendo que usar sus manos para estabilizarse en la caída, y lo  clavó en la final del domingo, empujada por su entrenador Laurent Landi, que fue quien le sugirió hace un año que lo probara. Solo seis segundos después de comenzado el ejercicio,  Biles ejecutó el movimiento que consiste en una diagonal  seguida por tres giros y dos vueltas en el aire, con un aterrizaje hacia atrás, que dejó boquiabierta a los 16.000 aficionados que acudieron al Sprint Center de Kansas City.

"No debes conformarte"

Siento que nunca debes conformarte solo porque ya estás ganando o estás en la cima”, dijo Biles a los periodistas después de la sesión de entrenamiento del miércoles, en la que completó exitosamente el doble triple en cuatro ocasiones. “Siempre debes empujarte a ti misma”, añadió la estadounidense, que saltó a la fama en los Juegos de Río, en 2016, en los que se colgó cuatro oros, y que suma 14 títulos mundiales, tanto individuales como por equipos, lo que la convierte en una de las mejores de la historia. También se vio envuelta en el terrible escándalo de abusos sexuales por parte del médico de la federación estadounidense de gimnasia, Larry Nassar, del que ella misma fue víctima.

En los dos días de competición, Biles sumó un total de 118.500 puntos en el concurso general, inalcanzable para Sunisa Lee (113.550) y Grace McCallum (111.850), plata y bronce respectivamente, para sumar su sexto título, lo que nadie conseguía desde hacía 70 años en la gimnasia estadounidense, desde que Clara Schroth Lomay consiguió el sexto en 1952. La cuádruple campeona  acabó imponiéndose en las pruebas de suelo, salto y también en la barra de equilibrio, donde dejó otro movimiento inédito (una salida con una doble voltereta y un salto mortal doble), mientras que finalizó en tercera posición en las barras asimétricas.

El próximo desafío para la campeona estadounidense será el Campeonato Mundial que se disputará en Sttutgart,  en octubre, pero a nadie se le escapa que Biles, que se tomó un largo año sabático después de Río-2016, tiene en la mente los Juegos de Tokio del próximo año, decidida a agrandar aún más su leyenda.

Sigue a El Periódico en Facebook

Temas: Simone Biles