01 oct 2020

Ir a contenido

MUNDIALES DE GWANGJU

Mireia Belmonte, octava en la final de 800

Ledecky vuelve a competir tras renunciar a dos pruebas por enfermedad y se cuelga el primer oro en estos Mundiales

José María Expósito

Mireia Belmonte se lanza al agua para disputar los 800 libre.

Mireia Belmonte se lanza al agua para disputar los 800 libre. / PATRICK B. KRAEMER (EFE)

La mejor marca personal del año solo le dio a Mireia Belmonte para acabar octava en la final de 800 libre, en la que se vivió la recuperación de la estadounidense Katie Ledecky. La badalonesa, que este domingo cerrará los Mundiales de Gwangju en los 400 estilos, nadó este sábado en 8:25.51. En Río 2016, donde fue cuarta, su tiempO fue de 8:18.55, lo que demuestra que está lejos de su mejor forma.

El 800 libre fue la carrera más emocionante de una jornada dominada por EEU en general y por Caeleb Dressel en particular. Ledecky, que antes de comenzar los campeonatos habría sido favorita indiscutible en esta prueba, venía de ser derrotada por la australiana Ariarne Titmus en el 400 y renunció por enfermedad a disputar el 1.500 y el 200.

Hasta mitad de la prueba la estadounidense daba la sensación de haberse recuperado totalmente, pero en tonces la italiana Simona Quadarella apretó y fue acercándose hasta tocar antes por los 450. Solo en el último largo Ledecky, haciendo gala de su privilegiado final, rebasó a su rival y se hizo con el oro (8:13.58). No es habitual que la cinco veces campeona olímpica y 14 del mundo tenga que esperar al séptimo día de competición para subirse a lo más alto del podio, que completó Titmus.

Temas Natación