19 sep 2020

Ir a contenido

EL HOMBRE DE LOS MUNDIALES

Dressel, tres oros en 100 minutos y otro récord del mundo

El nadador estadounidense gana el 50 libre y el 100 mariposa y participa en el relevo mixto 4x100

José María Expósito

Caeleb Dressel, Zach Apple, Mallo Comerford y Simone Manuel, los cuatro estadunidenses que batieron el récord mundial en la final de 4x100 mixto.

Caeleb Dressel, Zach Apple, Mallo Comerford y Simone Manuel, los cuatro estadunidenses que batieron el récord mundial en la final de 4x100 mixto. / ED JONES (AFP)

Si el viernes fue el día de Rusia en Gwangju con tres oros, este sábado fue el turno de EEUU, que se adueñó de cinco de los seis títulos mundiales en juego. Lo que no cambia es la hegemonía de Caeleb Dressel, que cada día acrecienta su botín de metales y récords. Este sábado sumó otros tres oros y un nuevo récord del mundo, compartido con sus compañeros del 4x100 mixto. Y todo en apenas 100 minutos. El estadounidense, el rey de estos Mundiales, suma seis oros y una plata.

A las 20.10 (hora local), Dressel empezó su recital en la final de 50 libre, que ganó con tremenda autoridad (21.04), con cuatro décimas de ventaja (un mundo en esta distacia) sobre el segundo. Ese oro ya le ponía al nivel de una leyenda, el ruso Alexander Popov, como únicos nadadores de la historia capaces de hacer el doblete 50-100.

Sin tiempo para celebrarlo, 33 minutos después, Dressel volvió a lanzarse al agua  en la final de los 100 mariposa. Su récord del mundo del viernes en semifinales sobrevivió (49,50), pero sus perseguidores se quedaron a más de un segundo de su 49.66.

El relevo mixto, olímpico en el 2020

Y a las 21.50, cien minutos después de su primera aparición, el velocista despachó su tercer oro del día, adornado, ahora sí, con un récord del mundo. Junto a Zach Apple, Mallo Comerford y Simone Manuel rebajó a 3:19.40 la plusmarca en una modalidad de reciente implantación que formará parte del programa olímpico de Tokio.

En Budapest 2017, con solo 20 años, Dressel ya había salido triunfante de esta apretada jornada. "No fue fácil en el 2017 y no ha sido fácil aquí. Me alegro de que haya acabado, te juro que esta noche no voy a nadar nada", bromeó. «Pero mañana [por el domingo] estaré listo para una última carrera», añadió.

Temas Natación