Ir a contenido

Waterpolo masculino

La defensa lleva a España a la final del Mundial

La selección de David Martín se impuso a Croacia (6-5) en la semifinal del Mundial de Gwangju

Alejandro García

Los jugadores españoles atienden a las indicaciones del seleccionador David Martín.

Los jugadores españoles atienden a las indicaciones del seleccionador David Martín.

La selección española de waterpolo masculino, emulando lo que ya hiciera la femenina, jugará la final del Campeonato del Mundo, que se está celebrando en la ciudad surcoreana de Gwangju, tras ganar 6-5 a Croacia (2-1, 2-1, 2-0, 0-3) en un partido marcado por el buen hacer defensivo de los españoles. “No tengo palabras. No nos lo imaginábamos al empezar el campeonato, pero hemos ido creciendo y estamos donde nos merecemos. Hemos hecho algo muy grande”, reconoció Fran Fernández tras el triunfo.

Diez años después de su última final mundialista, el equipo español se encontrará en el partido por la medalla de oro con Italia, que se impuso a Hungría (12-10) en la otra semifinal. “Vamos a ir a por el oro con nuestra esencia y nuestro compromiso. En Roma (hace diez años) perdimos la final y yo fui en parte responsable. Desde entonces me digo que no volveré a ser cobarde y lo que les transmito a los jugadores es que deben disfrutar, divertirse y jugar como sabemos. Es un grupo que ha sufrido mucho, que lleva tiempo sin una alegría así”, arengó Martín. 

PLAZA OLÍMPICA

Además, la clasificación para la final del Mundial otorga una plaza directa para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en los que España estará presente con sus dos selecciones de waterpolo. “Es un peso menos para el próximo año, podremos competir mejor, con menos presión”, aseguró Blai Mallarach. “Conseguir la plaza olímpica es brutal, te quita mucha presión de encima y la calma de no tener que ir al preolímpico”, reconoció el seleccionador

Después de un primer cuarto muy igualado y disputado, Felipe Perrone pudo inaugurar el marcador a favor de España y el equipo dirigido por David Martín se fue ganando al primer parón, gracias a la efectividad de la defensa y la solidez del portero barcelonés López Pinedo. Roger Tahull el que aumentó la ventaja para una España comprometida y laboriosa que sacó de quicio a Croacia, sin posibilidad de desarrollar su juego con los boyas. 

VENTAJA TRASCENDENTAL

Entre la desesperación del técnico balcánico, con superioridades constantemente desaprovechadas por su equipo, fue Alberto Munarriz el que puso un 4-1 en el marcador a favor de España que empezaba a ser problemático para el equipo arlequinado, aunque recortaron distancias antes del descanso por medio del catalán nacionalizado croata Xavi García. “El equipo se ha multiplicado, he visto a compañeros morirse en la piscina. Es un partido que si lo deseas no pasa”, describió gráficamente después Fernández. 

Ya en el tercer cuarto, Blai Mallarach hizo su segundo tanto del partido y Álvaro Granados, de penalti, otorgaron a la selección de España una cómoda ventaja (6-2) para afrontar la segunda mitad del partido, entre la creciente crispación de los croatas, impotentes entre bloqueos defensivos y paradas de López Pinedo. 

Los ocho últimos minutos empezaron con Croacia recortando distancias, pero la retaguardia española mantuvo el nivel y alargó su inspiración hasta casi el final. “El partido se ha puesto muy duro, nos ha costado atacar pero hemos podido aguantar”, remarcó satisfecho el seleccionador.

Con tres goles de ventaja, los últimos minutos fueron de celebración, pese a los dos goles que consiguió Croacia para poner el 6-5 definitivo. “El resultado es engañoso porque se han acercado al final, pero siempre hemos llevado el control. Con estos compañeros se puede ir al fin del mundo y más allá”, culminó un pletórico Fran Fernández en medio de la celebración, con integrantes de la selección femenina en la grada, la otra mitad del increíble sueño en el que está viviendo el waterpolo español en el Mundial de Corea del Sur.

Temas: Waterpolo