Ir a contenido

La justicia da la razón a 'Der Spiegel' por informar del fraude fiscal de Cristiano Ronaldo

La firma española de abogados Senn Ferrero, del exsecretario general del Real Madrid, denunció a la publicación por destapar un escándalo que también golpeó a Mourinho y Özil

Carles Planas Bou

El coche con el que Ronaldo llegó a los juzgados de Pozuelo de Alarcón, en julio del 2017, para declarar.

El coche con el que Ronaldo llegó a los juzgados de Pozuelo de Alarcón, en julio del 2017, para declarar. / EFE / PACO CAMPOS

Tras dos años de litigio, la revista alemana 'Der Spiegel' podrá volver a publicar los artículos en los que en 2016 destapó el fraude fiscal cometido por estrellas del mundo futbolístico como Cristiano RonaldoJosé Mourinho o Mezut Özil, un escándalo conocido como 'Football Leaks'. Así lo determinó este martes el Alto Tribunal Regional de Hamburgo, que ha dado la razón a la publicación periodística.

En su decisión, la justicia ha levantado la prohibición de esos reportajes que impuso en febrero del 2017. Esa suspensión, considerada "injusta y absurda" por parte de ‘Der Spiegel’, se aplicó después que la firma española de abogados Senn Ferrero denunciase a la revista, asegurando que la información publicada había sido substraída a través de un ataque informático. En ningún momento se rechazaban las informaciones ahí publicadas. Esa firma jurídica, cuyo director es el exsecretario general del Real Madrid Julio Senn, tenía a Ronaldo, Mourinho y Özil como clientes.

Senn Ferrero se alió con la firma de abogados de Berlín Schertz Bergmann, que cargó contra la publicación investigativa y las revelaciones de 'Football Leaks'. Sin permitir a 'Der Spiegel' comentar esas alegaciones, la juez impuso la eliminación de esos artículos de la página web y amenazó a la revista con una multa de hasta 250.000 euros si incumplía su prohibición.

Ahora, la justicia alemana ha determinado que esas acusaciones de ataque informático no tienen fundamento, con lo cual permite al 'Der Spiegel' volver a publicar unos reportajes que desvelaron algo que hoy ya está constatado. El pasado 22 de enero un sonriente Cristiano Ronaldo desfilaba ante la Audiencia Provincial de Madrid para confesarse "criminalmente responsable" de un fraude fiscal con el que había evitado pagar a la Hacienda española hasta 5.717.174 euros en impuestos entre 2011 y 2014.