Ir a contenido

LA JORNADA 28

Eusebio espera dar "una alegría" a la afición del Montilivi

El Girona, que recibe al Athletic este viernes, lleva cinco meses sin ganar en casa en la Liga

Jordi Danés

Onésimo y Eusebio, el tándem técnico del Girona, en un entrenamiento.

Onésimo y Eusebio, el tándem técnico del Girona, en un entrenamiento. / ALBERT BERTRAN

Tiene el Girona una asignatura pendiente que debe aprobar como sea: hace ya más de cinco meses de la última victoria en liga en Montilivi. Fue el 27 de octubre ante el Rayo Vallecano (2-1). Desde entonces, el balance de los de Eusebio como locales no es nada bueno (cinco empates y tres derrotas para un total de 5 puntos de 24 posibles) y el denominador común es la resignación con la que los aficionados abandonan el estadi.

“No encontramos ninguna explicación a la diferencia de resultados entre casa y fuera, pero trabajamos para dar a la afición la alegría que se merece. Esperemos que sea este viernes. El equipo está bien y la intención es dar continuidad al buen momento por el que estamos atravesando”, indicó el técnico de la Seca.

Pedro Porro, ausencia sorpresa

El entrenador confeccionó una convocatoria de 19 efectivos con tres porteros. La sorpresa fue la no inclusión de Pedro Porro, que viene de jugar 180 minutos con España sub-21. Más delicado era dejar fuera a la referencia ofensiva del equipo, Cristhian Stuani, que también jugó dos partidos con Uruguay y llegó a media semana de un largo viaje a la China.

“Vamos a confiar que ni los minutos ni los kilómetros le afecten y que podamos disfrutar del jugador que todos conocemos”, apuntó. En la lista tampoco entró Douglas Luiz, que sigue recuperándose de su lesión muscular ni Choco Lozano, el último seleccionado que se ha incorporado a la disciplina de grupo.

Yeray juguetea en el último entrenamiento del Athletic. / MIGUEL TOÑA (efe)

De más 13 a menos 3

La visita del Athletic preocupa a Eusebio, consciente que los leones han recuperado ya hace meses su mejor nivel. De hecho, los vascos llegan a Montilivi con tres puntos más que el Girona cuando en la primera vuelta los de Eusebio fueron a San Mamés con la posibilidad de dejarlos trece puntos por debajo. Sin embargo, un penalti muy discutible en el añadido transformado por Aduriz decidió el duelo (1-0) y fue el punto de inflexión en la escalada de los de Garitano.

“Nos enfrentamos a uno de los equipos más en forma de la categoría. Si la dinámica actual la hubiesen mantenido desde el principio, estaríamos hablando de un rival que estaría luchando entre los mejores”. Eusebio también incidió en la solidez defensiva que los vascos han conseguido consolidar (seis goles encajados en los diez últimos partidos). “La solidaridad de todos los jugadores a la hora de defender le permite rentabilizar muy bien los goles que marca”, añadió el técnico rojiblanco.