Ir a contenido

decisión federativa

Las árbitras y árbitros de Primera, Segunda y Liga femenina pitarán con un silbato violeta

La medida, que se realizará durante esta jornada de los tres campeonatos, se enmarca dentro de los actos del Día Internacional de la Mujer

 Los árbitros pitarán con un silbato violeta para unirse al Día de la Mujer. / RFEF / EUROPA PRESS

Los colegiados de Primera, Segunda y de la Liga femenina pitarán con un silbato violeta los encuentros de la jornada de este próximo fin de semana para unirse a los actos y reivindicaciones por el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, informa la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Dentro de las acciones que la RFEF para unirse al Día de la Mujer, el Comité Técnico de Árbitros ha decidido que todos sus colegiados de Primera División, masculina y femenina, y de Segunda División usen un silbato violeta en los partidos de la próxima jornada.

Bajo el lema #PitamosTodos, los árbitros españoles se suman a impulsar el papel de la mujer en todos los ámbitos, y especialmente, en el mundo del deporte y del fútbol. En la actualidad, todos los encuentros de la Primera División Femenina están dirigidos solo por mujeres, con un total de 22 árbitras principales y 22 árbitras asistentes. En categoría regional, ya son más de 650 árbitras las que están federadas y el objetivo es seguir aumentando esa cifra cada temporada.

Esta acción se une a la campaña #QueloHagaElla presentada este miércoles y que pretende destacar la relevancia de la mujer en el mundo del fútbol, utilizando de manera crítica clichés de tintes machistas y dando la vuelta a acciones que aún se relacionan con perfiles masculinos.

Las mujeres de la federación

La campaña está protagonizada por la Seleccionadora Sub-17, Toña Is, que llevó a España a obtener el primer mundial de la historia del fútbol femenino; la jueza única de competición, Carmen González; la vicepresidenta de Integridad, Ana Muñoz; la Seleccionadora de la Absoluta Femenina de Fútbol Sala, Claudia Pons, responsable de conseguir para España el primer Europeo de esta disciplina; árbitras como Marisa Villa, Observadora Arbitral de la UEFA, instructora de FIFA, con responsabilidades en el CTA y Amanda Sampedro, capitana de la selección absoluta femenina.