25 may 2020

Ir a contenido

polémica deuda

El Reus pagó a una empresa de Laporta y Oliver antes que a los jugadores, según la SER

Joan Oliver, según la misma información, liquidó un préstamo de 300.000 euros con dinero recibido de la Liga

Joan Oliver.

Joan Oliver. / EFE

Joan Oliver, como máximo responsable del Reus Deportiu, liquidó en julio pasado una deuda de 300.000 euros contraída con la empresa Core Store SL, que pertenece al expresidente del Barça Joan Laporta y que tiene la misma sede social que otras firmas también administradas por el exmáximo dirigente azulgrana y algunos socios como los exdirectivos del Barça Rafael Yuste y Xavier Sala i Martín, según una información de la Cadena SER en Catalunya.

Al parecer, el verano pasado el Reus mantenía deudas con una docena de empresas pero solo se liquidó la que afectaba a la firma de Laporta, que sigue reclamando 700.00 euros al Reus. Curiosamente Oliver también figura, según la misma información, como uno de los administradores de esta empresa.

La SER añade que, aunque Oliver no ha querido efectuar declaraciones en público sobre este caso, sí ha admitido en privado que su intención era devolver el dinero prestado a Core Store SL. En esta misma línea, OliverLaporta, Sala i Martín Yuste serían ahora los principales acreedores del Reus, que está en liquidación, sin poder disputar ningún partido en Segunda, clasificado en último lugar con cero puntos y dándole a todos sus rivales la victoria sin jugar.

Petición de concurso de acreedores

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) informó este martes que se ha presentado, por parte del FC Reus Deportiu, una petición de concurso voluntario de acreedores en el Decanato de los Juzgados de Tarragona con una deuda acreditada de 7,9 millones de euros y un activo inicial de 5,5 millones.

Este proceso ya estaba contemplado por los nuevos propietarios de la entidad, los empresarios estadounidenses Russell C. Platt Clinfton V. Onolfo, de US Real State Investment, que se hicieron cargo de la entidad reusense en sustitución del anterior propietario, Joan Oliver.