Ir a contenido

SNOWBOARD

Queralt Castellet gana en Calgary y ya es segunda en la general de la Copa del Mundo de snowboard

La 'rider' vallesana logra el cuarto triunfo de su carrera y llegará a la última cita con opciones de proclamarse campeona

José María Expósito

Queralt Castellet, durante su actuación en Calgary.

Queralt Castellet, durante su actuación en Calgary. / AP / JEFF MCINTOSH

Después de un duro año de trabajo para recuperarse de una operación del hombro, Queralt Castellet ha recuperado este invierno su mejor nivel. La 'rider' catalana se impuso en la madrugada del sábado en la penúltima prueba de la Copa del Mundo de snowboard en la modalidad de 'halfpipe', disputada de noche en Calgary (Canadá). Es la cuarta victoria de su carerra en esta competición, y con ella se alzó a la segunda posición de la general a falta de una prueba.

Castellet, de 29 años, atraviesa un momento dulce en esta temporada 2018-19. Los resultados lo avalan: segunda hace menos de un mes en la Copa del Mundo de Laax (Suiza), en los Campeonatos del Mundo de Park City (Utah, EEUU) se quedó a solo un punto de subir al podio, algo que ya logró en el 2015, cuando se colgó la plata en Kreischberg (Austria). Pero, como si de una bajada de half pipe se tratara, cuando la carrera de la vallesana estaba en su punto más alto, llegó un descenso a los infiernos.

La muerte de su novio y entrenador

Su entrenador y pareja, Ben Jolly, tenía alojados en su cerebro dos tumores cerebrales en una batalla sin opciones de victoria. La marcha de Jolly la dejó "huérfana de casi todo". Se refugió en la casa de sus padres, en Sabadell, y durante medio año no tocó la tabla. Pero el entrenador del equipo suizo, amigo suyo, consiguió llevarla de nuevo a la montaña y la nieve volvió a hechizarla. Benny Bright, hermano de la campeona olímpica Torah Bright, supo conducir su delicado regreso a la élite. 

El año pasado ya logró un triunfo y un podio en la Copa del Mundo, pero nada más acabar la temporada decidió pasar por el quirófano para arreglar un hombro que cada vez iba a peor: "Llegó un momento en el que no me hacía falta nada más que apoyar la mano en la nieve para que se me saliera". No hay duda de que la recuperación ha sido completa.

"Mil grados bajo cero"

En la gélida noche de Calgary, tras ser tercera en la calificación del miércoles, se sobrepuso a una temperatura de 20 grados bajo cero (lo que endureció la nieve y complicó aún más las bajadas) para lograr el cuarto triunfo de su carrera en la Copa del Mundo (y 12º podio). "Este triunfo significa mucho para mí, ya que aquí gané el Abierto de Canadá hace seis años y se amntiene la misma energía maravillosa que me lleva a dar lo mejor de mí incluso a mil grados bajo cero", bromeó la 'rider' catalana, que sorprendentemete se reconoce friolera.

En ausencia de la vigente campeona mundial y olímpica, la joven estadounidense Chloe Kim, los 90.25 puntos que sumó Castellet en la primera de las tres rondas le sirvieron para batir a la china Xuetong Cai (88,25), líder de la general y campeona del mundo en Sierra Nevada en el 2017, y a la japonesa Sena Tomita (87,75). Si es capaz de ganar la última prueba en Mammoth Mountain (California), la catalana podría incluso proclamarse campeona.