Ir a contenido

LA FINAL DEL BERNABÉU

Cerco a las barras bravas en Madrid ante el River-Boca

La policía española detiene en Barajas a un conocido cabecilla radical y lo deporta a Buenos Aires

Una jueza argentina autoriza la salida del principal activista de Boca, al que ya controla la Policía española

Sergi López-Egea

La fotografía de Mazzaro, en Buenos Aires, que se ha hecho viral a través de las redes sociales.

La fotografía de Mazzaro, en Buenos Aires, que se ha hecho viral a través de las redes sociales. / TWITTER

La Policía española no va a permitir ningún tipo de privilegio en Madrid a los hinchas radicales de River Plate y Boca Juniors, conocidos como Barras Bravas. Agentes y cargos de la policía argentina se encuentran en la capital de España desde principios de esta semana y se están coordinando con mandos españoles para evitar cualquier conato de violencia, antes, durante y después de la final de la Copa Libertadores que los dos principales clubs argentinos disputan el domingo en el estadio Santiago Bernabéu. [Consulta dónde ver en TV el River Plate-Boca Juniors.]

La final se juega en Madrid a consecuencia de los graves disturbios que motivaron la suspensión del encuentro de vuelta -en la ida 2-2 en La Bombonera, el estadio de Boca- que tenía que jugarse el 24 de noviembre en El Monumental del River Plate. Los dos conjuntos protagonistas ya están en la capital española y con ellos han empezado a llegar seguidores de ambos equipos, tanto desde Argentina como desde diversos puntos de Europa. Entre estos, la policía española ya tiene identificados a los principales cabecillas radicales, a los que se les prohibirá el acceso a la ciudad o serán fuertemente vigilados por agentes españoles.

Vuelo de regreso

Este jueves será deportado a Buenos Aires, previsiblemente en un vuelo de Iberia, Maxi Mazzaro, uno de los líderes históricos de las Barras Bravas de Boca Juniors, quien fue retenido nada más aterrizar en el aeropuerto de Barajas. Se le identificó en el control de pasaportes y se le prohibió abandonar el aeropuerto. 

Asimismo, ya se está vigilado en la capital argentina a Rafael Di Zeo, el líder histórico y principal activista de los Barra de Boca. Tiene ya reservada una habitación doble junto a un acompañante en un hotel de Madrid, perfectamente controlado por la Policía Nacional, y dispone de autorización judicial para salir de su país. Este jueves todavía no había volado hacia España.

Mazzaro, por su parte, fue identificado gracias a que un viajero tuiteó una imagen suya -es muy famoso en Argentina- embarcando en el aeropuerto de Buenos Aires. La fotografía enseguida se hizo viral en las redes sociales y facilitó su identificación al llegar a España. Mazzaro tenía antecedentes, ya que estuvo acusado de homicidio y preso durante 18 meses en su país.

El responsable de seguridad

En Madrid se encuentra desde principios de semana Guillermo Madero, máximo responsable del Ministerio de Seguridad de Argentina del control policial en los partidos de fútbol quien aseguró en declaraciones a la emisora argentina La Red que "todo Barra que viaje con antecedentes de homicidio será deportado por España". 

Mazzaro fue entre el 2007 y el 2013 uno de los 'cerebros' de la facción radical de Boca denominada La 12, actualmente enemistada con los líderes de los Barras de su equipo. "La entrada en Madrid es diferente en cada caso y la deportación es una decisión del Gobierno de España. Nosotros hemos aconsejado que los aficionados que tengan delitos de violencia en su pasado o antecedentes no viajen porque el Gobierno español está muy firme y no se les permitirá ingresar al estadio", añadió el responsable policial. Mazzaro, en concreto, había volado a Barajas con su familia. 

El hincha más 'carismático'

Rafael di Zeo es el líder 'carismático' de los Barras de Boca. Es sobradamente conocido en su país. Tiene 56 años y un largo historial como hincha radical de Boca, aunque dispone de una autorización de la jueza Sabrina Namer, que es la presidenta del Tribunal Oral Federal número 8 de Buenos Aires, por lo que la policía española, al contrario de lo ocurrido con Mazzaro, no debería prohibirle la entrada en España. La última decisión deben tomarla los responsables de extranjería, aunque Di Zeo podría recurrir de forma rápida a la Justicia española al disponer del permiso de su país si se le retuviera en el aeropuerto, lo que parece improbable en su caso.

Este seguidor continúa con causas abiertas en Argentina por encubrimiento de un secuestro e instigación de dos homicidios, en una pelea entre aficionados radicales de Boca. Sin embargo, según la Justicia argentina no tiene riesgo de fuga, aunque se encuentre fuera de Argentina, de ahí que tenga autorización para viajar a Madrid. Sin embargo, tiene prohibido el acceso a cualquier estadio de fútbol por lo que no se le permitirá la entrada al Bernabéu.

Tanto las autoridades argentinas como española siguen trabajando para tratar de localizar a otros hinchas con antecedentes por violencia que quieran venir a Madrid para animar tanto a Boca como a River, aunque por cuestiones de seguridad no se harán públicos los nombres.