Ir a contenido

REDADA

Operación contra la venta ilegal de entradas del Barça a dos días del clásico

La Guardia Civil detiene a 7 personas tras realizar 12 registros

En el último Barça-Madrid se detectaron 2.822 aficionados con abonos duplicados de forma fraudulenta

J. G. Albalat / G. Sànchez

Cola en las taquillas del Camp Nou.

Cola en las taquillas del Camp Nou. / JORDI COTRINA

La Guardia Civil ha iniciado una operación contra la venta de entradas falsas para ver partidos del FC Barcelona, según fuentes consultadas por el PERIÓDICO. Agentes del instituto armado, actuando como policía judicial del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona, han detenido a 7 personas tras efectuar 12 registros en diversos puntos de Catalunya. Los detenidos son personas vinculadas a empresas que venden entradas de espectáculos y eventos deportivos, según informa la Guardia Civil en una nota oficial difundida este viernes. Se preven más arrestos.

El origen de este caso se remonta al mes de mayo del 2018, cuando el club detectó más de 2.822 entradas falsificadas en posesión de aficionados que pretendían acceder al estadio durante la visita del Real Madrid. La Comisión de Disciplina inició acciones internas para averiguar si los socios habían cedido voluntariamente sus datos a los falsificadores. Desde entonces ha sancionado, e incluso expulsado, a varios de ellos. 

Copia del QR

Paralelamente, la Fiscalía Anticorrupción, a raíz de las informaciones en prensa, inició una investigación, que ahora ha recaído en el juzgado número 1, que ha ordenado los registros policiales de este viernes. Las sospechas apuntan a que los socios habrían cedido sus carnets a grupos dedicados a la reventa de entradas y, durante esta cesión, las organizaciones habrían llevado a cabo copias del código QR de estos abonos.

Tal como detallan fuentes del club, usaban estos códigos para falsificar con estos entradas de papel con las que accedían las personas que compraban estas entradas, casi siempre en partidos de máximo interés, por las que pagaban a los falsificadores una buena suma de dinero. La operación policial de esta mañana ha coincidido –casualmente- en vísperas de otro duelo Barça-Madrid.

El Barça, "hasta el final"

"Llegaremos hasta el final", aseguró Josep Vives, el portavoz del Barça, porque el propósito de la entidad era "ayudar a detectar las redes organizadas, las mafias que hacen el gran negocio" con la venta ilegal de entradas por el perjuicio económico que provoca al club.

Los socios han sido sancionados porque accedieron a entregar sus carnets para la reventa ilegal a cambio del dinero en efectivo que les entregaban estos grupos de falsificadores. Pero ignoraban que durante esa cesión temporal de su abono los delincuentes aprovecharían para plagiar el código QR. 

Al Camp Nou nunca accedían dos personas con el mismo código dado que el socio no se presentaba en el estadio consciente de que había 'revendido' el carnet. Y, en concreto, durante el partido del clásico el club optó por dejar entrar a los que se sorprendió tratando de acceder con entradas falsificadas con datos de abonados. Sin embargo, se activó la Comisión de Disciplina, que ha colaborado con la Guardia Civil para poder dar con los responsables que habían fabricado estas entradas fraudulentas. 

En el operativo, iniciado a las 10.00 horas, tal como ha avanzado este diario, se han registrado nueve locales, entre los cuales se encuentran los ubicados en la calle Collblanc, 92, y Sagué, 27. En total, ha habido 10 arrestados. El Barça, por su parte, ha alquilado los 2.822 abonos propiedad de socios que habían decidido lucrarse con la reventa a otros socios que estaban en la lista de espera para la asignación de un asiento.