Ir a contenido

EL ESTRENO DE LOS 'BLEUS'

La tecnología salva a Francia con dos goles para la historia

Los 'bleus' vencen a Australia gracias a un polémico penalti y un afortunado tanto de Pogba que rebasó la línea por milímetros

Raúl Paniagua

Pogba celebra el gol del triunfo junto a Giroud.

Pogba celebra el gol del triunfo junto a Giroud. / EFE / DIEGO AZUBEL

El uruguayo Andrés Cunha, que empezó a arbitrar en las Ligas de barrio de Montevideo, se convirtió en el primer colegiado en aplicar el VAR en un Mundial. No fue, ni mucho menos, una jugada flagrante, como sugiere el manual de esta tecnología, pero el árbitro no tuvo dudas.

Tiró hacia el lado del más poderoso y Francia se adelantó con un polémico penalti que después equilibró Australia con otra pena máxima, esta vez evidente por manos de Umtiti. El triunfo ‘bleu’ llegó, de nuevo, con otra jugada histórica. Un disparo de Pogba desviado por Behic tocó en el larguero y rebasó la línea por milímetros. La tecnología salvó a una gris Francia (2-1).

Diferentes sistemas

El encuentro de Kazán demostró a la perfección la diferencia entre un sistema polémico como el VAR, que no siempre solucionará las cosas, y un método infalible, la tecnología en la línea de gol, que supone un acierto evidente y necesario en el mundo del fútbol.

En cualquier otro Mundial Francia se habría quedado sin marcar, ya que el árbitro no pitó inicialmente penalti en la acción de Risdon sobre Griezmann (m. 56) y en el segundo tanto el balón rebasó la línea por muy poco, una acción casi imperceptible para el ojo humano.

Inicio poderoso

Empezó como un cañón Francia, que a los 10 minutos ya había tenido tres oportunidades. El conjunto de Deschamps salió dispuesto a adelantarse por la vía rápida pero le faltó puntería en ese asedio inicial. Mbappé fue el primero en aparecer a los 91 segundos.

El astro del PSG topó con el meta Ryan, que también detuvo la falta de Pogba (m. 5) y un tiro de Griezmann (m. 7). Viendo ese panorama todo apuntaba a un próximo gol de los ‘bleus’, pero Australia empezó a carburar.

El tridente francés intercambió sus posiciones en el ataque, con Mbappé partiendo como delantero centro. Dembélé empezó en la izquierda y protagonizó alguna galopada, pero no estuvo atinado en el centro. También probó en la banda derecha, mientras Griezmann dejaba destellos de su talento, pero aportaba menos de lo que se espera de una gran estrella por la que ha pujado el Barça hasta su decisión final de renovar con el Atlético.

Paradón de Lloris

En el lamentable césped del Kazan Arena los australianos fueron sintiéndose más cómodos poco a poco. Incluso Lloris sacó una mano salvadora en un cabezazo desviado por Tolisso (m. 11) que no acabó en la red de milagro.

El lateral Behich protagonizó el último susto para los franceses, que se fueron al descanso con la sensación de que había que retocar cosas para evitar un tropiezo inesperado ante el bloque de Van Marwijk, el seleccionador que llevó a Holanda a la final del Mundial del 2010 ante España. Con su yerno de ayudante, el exazulgrana Van Bommel, fue capaz de plantar cara a los ‘bleus'.

Disparo afortunado

Para la segunda parte quedó toda la polémica. Un pase de Pogba llegó a los pies de Griezmann, que fue tocado en el talón por el defensa australiano. Ni siquiera después de muchas repeticiones quedó clara la jugada, primero porque se produjo al límite del área y después porque el contacto fue leve. El astro francés no falló desde el punto fatídico.

Umtiti cometió luego un penalti infantil y los nervios se apoderaron de Francia. Deschamps sacrificó a Griezmann Dembélé antes de que Pogba, con la ayuda de un rival, aliviara a una selección que sobrevivió con dos tantos para la historia de los mundiales: el primero con VAR y el primero con la tecnología de gol.

Francia, 2; Australia, 1

FRANCIA: Lloris (7); Pavard (5), Varane (5), Umtiti (4), Lucas Hernandez (6); Tolisso (4) (Matuidi (sc), m. 77), Kanté (7), Pogba (7); Griezmann (6) (Giroud (5), m. 70),  Mbappé (6), Dembélé (5) (Fekir (5), m. 70).

AUSTRALIA: Ryan (6); Risdon (6), Milligan (5), Sainsbury (7), Behich (5); Jedinak (6), Mooy (6), Leckie (6), Rogic (5) (Irvine (m. 71), Kruse (7) (Arzani (sc), m. 84); Nabbout (5) (Juric (5), m. 67).

GOLES: 0-1 (m. 57), Griezmann, de penalti; 1-1 (m. 62), Jedinak, de penalti, 2-1 (m. 80), Pogba, tras tocar en Behic. 

ÁRBITRO: Andrés Cunha (5), uruguayo.

TARJETAS: Leckie (m. 14), Risdon (m. 57), Tolisso (m. 76), Behic (m. 87).

ESTADIO: Kazan Arena (41.279 espectadores).

0 Comentarios
cargando