Ir a contenido

36ª JORNADA DE LIGA

Girona-Eibar, último tren hacia Europa

El equipo catalán necesita un final de curso perfecto para aspirar al séptimo puesto, por el que pelean seis equipos

Jordi Danés

Jordi Puntí da instrucciones durante el partido contra el Getafe.

Jordi Puntí da instrucciones durante el partido contra el Getafe. / ICONNA / JORDI RIBOT

Ya es un éxito que habiendo sumado solo 5 puntos de los últimos 21, el Girona mantenga opciones de clasificación para la Europa League. Hace semanas que el vagón de candidatos al séptimo puesto ha perdido velocidad, aunque también ha ganado algún viajero de última hora. Son seis equipos (Getafe, Sevilla, Girona, Real Sociedad, Celta y Eibar) para una única plaza que tampoco es la panacea, pues para llegar a la fase de grupos habrá que madrugar (la bajada de bandera será a primeros de julio) y afrontar tres eliminatorias previas.

El Girona ha dejado escapar oportunidades que le hubieran dado incluso opciones de aspirar al quinto o sexto puesto. Ahora, un esprint final perfecto (victoria en los tres últimos partidos) no le garantiza acabar séptimo. No solo necesita la perfección, sino que el Getafe y el Sevilla tropiecen. "Yo no pienso en el 9 de 9, sinó en el 3 de 3. Lo primero es ganar al Eibar. Es nuestra obligación y también queremos volver a sentir lo que es ganar en casa y ante nuestro público", reconoció Pablo Machín.

Maffeo, sancionado

El Girona afrontará el duelo con la única ausencia del sancionado Maffeo. El resto de la plantilla está a las órdenes del técnico, poco amigo hasta ahora de las rotaciones, aunque el día que las hizo (en Vitoria), el equipo consiguió el único triunfo en los siete últimos partidos. Uno de los afectados con menos minutos, Aleix Garcia, ha lamentado esta semana la falta de oportunidades: "Yo he de pensar por 25. Y tengo muy claro que lo que quiero es ser justo", apuntó Machín, que no dio pistas sobre si ante el Eibar refrescará el equipo o confiará nuevamente en el once que le ha llevado hasta llegar a los tres últimos partidos con aspiraciones europeas.

El Eibar, que también ha desacelerado (un triunfo en los nueve últimos partidos) llega a Montilivi con opciones matemáticas pero remotas de Europa League. Ante los eibarreses, el Girona realizó uno de sus peores partidos de la temporada en Ipurúa, el último de 2017. "Sabemos que si repetimos aquel partido, ganar será imposible", reconoció el técnico. "Es un rival muy intenso que no da ni un balón por perdido. Si no estás muy concentrado, el Eibar te come. Es un equipo que pone muchos centros en el área y te avasalla si no te empleas con la misma energía de ellos", apuntó el técnico.

0 Comentarios
cargando