Ir a contenido

LA 'FINAL FOUR' DE ESTAMBUL DE BALONCESTO

El Madrid busca la décima en tierra hostil

El Fenerbahçe, que quiere el primer título europeo para Turquía, difícil rival para el equipo blanco

JOAN CARLES ARMENGOL / BARCELONA

Nando de Colo (CSKA), Vassilis Spanoulis (Oympiacos), Sergio Llull (Real Madrid) y Bogdan Bogdanovic (Fenerbahçe), las estrellas de la final four, posan este jueves con la copa.

Nando de Colo (CSKA), Vassilis Spanoulis (Oympiacos), Sergio Llull (Real Madrid) y Bogdan Bogdanovic (Fenerbahçe), las estrellas de la final four, posan este jueves con la copa. / AFP / BULENT KILIC

La décima no es solo un concepto futbolístico o el objetivo de Rafael Nadal en el próximo Roland Garros. Es también la meta que se ha fijado el Real Madrid en la 'final four' que comienza hoy en Estambul ante un complicado rival, ya que el Fenerbahçe juega en casa y quiere convertirse en el primer equipo de Turquía que logra la Copa de Europa, la actual Euroliga. El Madrid, en cambio, ya luce un récord de nueve en sus vitrinas, por encima de las siete del CSKA de Moscú, que en la otra semifinal de este viernes se las verá con el Olympiacos. El CSKA es el defensor del título, pero nunca ha ganado al equipo griego en las tres anteriores finales de cuatro en las que se han medido: 2012, 2013 y 2015.

De hecho, los cuatro equipos de Estambul son los mismos que han protagonizado las dos últimas finales, con títulos para el CSKA y el Real Madrid (2015) y finales perdidas para el Fenerbahçe y el Olympicos, equipo que sin embargo logró los títulos del 2012 y 2013.

Pero eso es historia. La realidad marca que el equipo de Pablo Laso deberá superar para entrar en la final del domingo al conjunto turco, entrenado por 'Mister Euroliga', el serbio Zeljko Obradovic, que acumula ocho títulos con cuatro equipos distintos. Además, el Fenerbahçe llega crecido tras haber arrasado al Panathinaikos por un rotundo 0-3 con el factor cancha en contra. "Nos nos da vértigo jugarnos el éxito a un partido. La 'final four' me transmite ilusión, no vértigo", asegura Laso, perfecto conocedor de Obradovic: incluso le tuvo de entrenador.

0 Comentarios
cargando