Ir a contenido

Un hijab deportivo para las mujeres musulmanas

En el Día de la Mujer se presenta la nueva prenda deportiva con todo el avance de los tejidos

Manal Rostom luce el nuevo hijab deportivo de Nike.

Manal Rostom luce el nuevo hijab deportivo de Nike. / AP / NIKE

El papel de la mujer en el deporte cada vez adquiere más fuerza. Sin embargo, todavía existen varias barreras que afectan a su desarrollo y necesidades que no son cubiertas. En un mundo cada vez más globalizado tampoco pueden exister impedimentos ideológicos o religiosos para practicar deporte. Las atletas que concurrían con el hijab clásico tenían cierta desventaja al ser una prenda que no estaba pensada para la competición. Resultaba incómodo y en la élite (por ejemplo, unos Juegos Olímpicos) cada detalle cuenta para poder alcanzar el mejor resultado posible.

En el Día Internacional de la Mujer, la multinacional americana Nike ha anunciado el lanzamiento de un nuevo producto. El Nike Pro Hijab pretende cubrir estas necesidades. Fabricado con materiales ligeros, elásticos, con pequeños agujeros para facilitar la transpiración y diseñado para que no se enrede o moleste a las atletas. Además, saldrá en tres colores diferentes: negro, gris y obsidiana.

DESARROLLO CONJUNTO

Deportistas como la patinadora Zahra Lari han participado en el desarrollo de la prenda para obtener el mejor resultado posible. Lari ha mostrado en Instagram su alegría por tener al fin la versión final del producto. "No puedo creer que por fin esté aquí. Estoy superemocionada de anunciar el Nike Pro hijab! Orgullosa y formar parte de este proyecto", comentó.

LONDRES 2012 COMO INSPIRACIÓN

En los Juegos Olímpicos de Londres 2012 la atleta Sarah Attar de Arabia Saudí corrió la prueba de los 800 metros con un hijab. Hizo historia al ser la primera mujer atleta que competía representando a este país. Ibtihaj Muhammad fue en los pasados Juegos Olímpicos de Rio 2016 la primera atleta americana que competía usando un hijab. La esgrimista ganó la medalla de bronce.