Ir a contenido

COPA AMÉRICA

Claudio Bravo fue el gran héroe de la final de la Copa América

El meta del Barça detuvo un penalti en la tanda ante Argentina después de protagonizar una parada imposible en la prórroga

El portero chileno Claudio Bravo celebra el triunfo de su selección tras derrotar a Argentina en la final de la Copa América 2016

El portero chileno Claudio Bravo celebra el triunfo de su selección tras derrotar a Argentina en la final de la Copa América 2016 / MIKE STOBE (AFP)

En la madrugada española del lunes se vivió un auténtico 'thriller' en el MetLife Stadium de Nueva Jersey en el que Chile se proclamó campeón de la Copa América Centenerio tras derrotar a Argentina en los penaltis. Se repitió la historia un año después y los chilenos volvieron a festejar un título continental ante una albiceleste que lloró tras caer en la que era su tercera final consecutiva de un torneo de selecciones.

Como en todo 'thriller', apareció un villano, Leo Messi, que falló el primer penalti de los suyos tras el error de Arturo Vidal cuando los fantasmas que persiguen a Argentina desde que levantara su último título en 1993 parecían disiparse. Y también surgió un héroe, Claudio Bravo, que dejó en bandeja el campeonato a la 'roja' tras atajar el cuarto penalti a Lucas Biglia.

"CHILE ES UN EQUIPO GRANDE"

Amigos y compañeros de equipo, los dos jugadores del FC Barcelona han vivido esta Copa de manera muy distinta hasta una final en la que se intercambiaron los papeles. Messi había maravillado con goles y asistencias a medio mundo hasta alcanzar este último partido, mientras que Bravo fue criticado durante los primeros encuentros por la prensa chilena. El cancerbero, que ya paró un penalti a Banega en la tanda de 2015, acabó levantando de nuevo la Copa América, repitiendo también el galardón del Guante de Oro al mejor portero.

Y es que no solo su actuación fue decisiva en la tanda de penaltis con la que se resolvió el duelo, sino también durante un partido en el que volvió a demostrar seguridad, confianza y temple cuando más tensa era la situación. Como muestra, la espectacular parada a cabezazo del Kun Agüero en el minuto 9 de la primera parte de la prórroga. 

"Nos sentimos como un equipo grande, que ha sabido hacer las cosas bien. No arrancamos como esperamos el torneo, pero nos sirvió de aprendizaje, de lección", declaró un Bravo que sin duda ha vivido el desenlace soñado de una Copa en la que volvió a reivindicarse encumbrando de nuevo con su actuación a Chile a lo más alto del fútbol americano.

0 Comentarios
cargando