Ir a contenido

LA JORNADA EN BANDEJA

Valencia sigue, los Warriors caen

Luis Mendiola

Stephen Curry, con la mirada perdida, en su partido ante los Bucks

Stephen Curry, con la mirada perdida, en su partido ante los Bucks / AARON GASH (AP)

Las rachas marcan las temporadas de los equipos. Para bien y para mal. Son dinámicas que han creado un curioso paralelismo entre la imbatiblidad de los Golden Sate Warriors en la NBA y la del Valencia Basket en Europa: no solo en la Liga ACB, también en la competición europea.

Pues bien, el equipo de Pedro Martínez sigue firme. Sin bajar las revoliuciones. Tras imponerse esta semana en la pista del Umana Venecia en la Eurocup y con la victoria a base de triples (13 de 30) frente al Fuenlabrada en la Liga Endesa son 19 sus triunfos seguidos (10 en ACB).

Los Warriors, en cambio, hincaron la rodilla y abandonaron el Bradley Center de Milwaukee con una marca de 24-1 tras caer ante los Bucks (108-95). Inalcanzable se queda pues el récord de 33 triunfos que consiguieron Los Angeles Lakers en la temporada 71-72.

«Sabíamos que la racha tenía que tocar a su fin en algún momento», escribieron los Warriors en su cuenta de Twitter. «Nunca quieres perder, pero seguro que los chicos van a liberarse de la presión que suponía esa marca», admite Luke Walton, el ayuntante de Steve Kerr, que estádirigiendo el equipo por la convalecencia del primer entrenador tras una operación en la espalda.

Golden State deja una marca de 24 triunfos consecutivos en la NBA

Los Warriors cayeron ante el acierto de unos Bucks liderados por los 28 puntos de Greg Monroe pero también víctimas del agotamiento de una gira por el Este con seis partidos en 11 días (Barnes era baja, Thompson estaba tocado), el último 24 horas antes en la pista de los Celtics donde sobrevivieron a un encuentro con dos prórrogas.

DINÁMICAS OPUESTAS

En la ACB también existen dinámicas reseñables. Sorprende, sin duda, por lo positivo, la del ICL Manresa, un equipo que ha luchado en las dos últimas temporadas por la permanencia (perdida en ambos casos en la pista, salvada en los despachos) y que ahora, de la mano de Ibon Navarro en el banquillo, se asoma con descaro a los puestos de Copa. Para conseguir los cinco triunfos que suma despuésde 10 jornadas, necesitó 18 partidos hace un año. La solvencia de Chase SimonDejan Musli y Marius Grigonis es parte de la explicación.

Mucho más preocupante resulta la racha del Estudiantes, un club único junto al FIATC Joventut por su filosofía, referente indiscutible del campeonato, capaz de contar con tres de los jóvenes más prometedores e ilusionantes del básquet español (Jaime FernándezDario Brizuela Juancho Hernángómez) pero que arrastra un alarmante balance de 9 derrotas y una sola victoria.

0 Comentarios
cargando