Ir a contenido

«Mourinho dijo que me necesitaba»

Pedro, fichado por 27+3 millones, afirma que el entrenador le llamó varias veces

MARCOS LÓPEZ
BARCELONA

Tanta prisa tiene José  Mourinho en disfrutar de Pedro, el delantero en quien confía para revitalizar a su Chelsea, que le  hizo entrenarse ayer con el equipo. «Me llamó dos veces y me dijo que me necesitaba para hacer más fuerte al equipo», desveló el ya exazulgrana, que el domingo ya se estrenará ante el West Bromwich Albion. Ayer se vio a Pedro de blanco, saliendo a Cobham, la ciudad deportiva del club londinense, acompañado en todo momento por Cesc. «Es otro de los motivos por los que estoy aquí», agregó en referencia a su amigo. Ha sido él, precisamente, una de las claves del repentino cambio de idea de Pedro, cortejado por Van Gaal, pero hipnotizado y atraído después por la voz de Mou. «Feliz, ya soy jugador blue!», tuiteó el canario tras sellar el traspaso.

El Barça recibirá 30 millones, lo que convierte a Pedro en el segundo canterano que más dinero deja en la caja tras Cesc, vendido al Chelsea hace un año por 33. El Raqui San Isidro, de Tenerife, cobrará 400.000 euros por derechos de formación. Criado en casa, construido por Guardiola -fue con su ecosistema táctico cuando halló su esplendorosa expresión-, aunque, a medida que pasaban los años y no estaba su padre futbolístico se alejó de ese nivel que maravilló a todos.

«Gracias al Barça»

Son 30 millones para el Barça, aunque, de momento, son 27 y los tres restantes en variables por el rendimiento individual del futbolista. «Gracias a todos y, en especial, al Barcelona por permitirme llegar hasta aquí», comentó el delantero en su cuenta personal de Twitter, después de expresar su «emoción» por ser un soldado más de Mourinho en Stamford Bridge.

«Estoy muy contento de estar aquí y emocionado de empezar esta nueva aventura», dijo Pedro a los medios oficiales del Chelsea. «Vengo a ganar títulos», añadió el ya exjugador del Barça, que abandona el Camp Nou al no poder pelear contra el tridente dejando un legado impresionante: 321 partidos y 99 goles, muchos de ellos para la historia. Tiene el Chelsea 30 títulos a lo largo de su historia. Y Pedro, con 28 años, llega a Londres con 20 en su maleta.

No se despegó ni un momento de Cesc, la persona que más influido, tal vez, para que cambiara Manchester por Londres. O sea, Van Gaal por Mourinho. Ayer, y mientras el Barça preparaba su debut de la Liga en San Mamés el domingo, Pedro vivía sus primeras horas de azul. Ha firmado por cuatro años, hasta el 2019.

Y la voz de Mourinho, que escuchó por teléfono para convencerle, retumbó ayer sobre el césped de Cobham. El domingo le espera el West Bromwich, inicio de un desafío consigo mismo: demostrar que tiene un sitio en el equipo blue.