Araceli Segarra: "La montaña no distingue entre hombre y mujer"

"No percibo el alpinismo como una actividad en la que me pueda morir. Siempre pienso en volver"

Araceli Segarra posa para este diario cerca de las fuentes de Montjuïc.

Araceli Segarra posa para este diario cerca de las fuentes de Montjuïc. / CARLOS SUÁREZ

Se lee en minutos

CARLOS SUÁREZ / Barcelona

Entre los días 10 y 11 de mayo de 1996, ocho personas perdieron la vida en el Everest en lo que más tarde se conoció como 'La tragedia del 96'Araceli Segarra (Lleida, 1970), que se encontraba en la zona para grabar un documental, formó parte del equipo de rescate. Ese mismo año se convirtió en la primera mujer española en alcanzar la cumbre de la montaña más alta del mundo. Ahora, 17 años después, Segarra acaba de presentar su libro 'Ni tan alto, ni tan difícil', en el que narra sus experiencias en la montaña y pretende ayudar al lector a alcanzar sus propias cimas.

--¿Ha tenido alguna vez la sensación de jugarse la vida en la montaña?

--No percibo el montañismo como una actividad en la que me puedo morir. Siempre pienso en volver a casa. Intento eludir al máximo el peligro; no me pongo en circunstancias en las que hay probabilidades de avalancha, no escalo sin una cuerda...

--¿Ha tenido que demostrar más en su carrera por el hecho de ser mujer?

Noticias relacionadas

--La montaña no distingue entre hombre y mujer. Una pared no hace distinciones. Es verdad que hay pocas mujeres alpinistas. Sin embargo, en escalada deportiva sí hay un aumento significativo de mujeres y niñas que empiezan. Siempre he tenido la posibilidad de moverme dentro de grupos en los que se me ha valorado por lo que soy, no tiene sentido tratar de encajar en un lugar en el que sabes que no se te valora.

>>Lea la entrevista completa con la escaladora Araceli Segarra en e-Periódico.