HÍPICA

Once purasangres del jeque de Dubái dan positivo en un control antidopaje

El preparador de la prestigiosa cuadra Godolphin ha admitido su responsabilidad en la administración de esteroides anabolizantes

Mahmood Al Zarooni, el preparador de la cuadra Godolphin. 

Mahmood Al Zarooni, el preparador de la cuadra Godolphin.  / CAREN FIROUZ (REUTERS)

1
Se lee en minutos
JOSÉ I. CASTELLÓ / Barcelona

Un tremendoescándalo de dopaje ha salpicado el mundo de lascarreras de caballos. Varios de los equinos de la todopoderosa cuadraGodolphin, deljeque de Dubái, Mohamed bin Rashid al Maktoum, han dadopositivo por esteroides anabolizantes en un control rutinario llevado a cabo en Inglaterra. En concreto, 11 de los 40 animales de los que se tomaron muestras en los prados de Stable Moulton están bajo sospecha.

Elpreparador de la cuadra, el árabe Mahmood Al Zaraooni, ha lamentado el suceso y ha admitido su responsabilidad en la administración de estas sustancias prohibidas. La respuesta no se ha hecho esperar. En un comunicado oficial, el portavoz deGodolphin, Simon Crisford, ha reconocido el duro golpe que representa esta noticia para el prestigio de los purasangres del jeque. 

Investigación interna

"Hoy es un día negro para Godolphin. El jeque, cuando lo ha sabido, se ha quedado horrorizado y ha dicho que es un hecho inaceptable. Ha dado instrucciones para llevar a cabo una investigación interna a la espera de los resultados definitivos que emita la autoridad hípica británica", ha detallado.

Noticias relacionadas

Entre los purasangres que han dado positivo se encuentra la campeonaCertify, una potra que ya no podrá actuar en la prestigiosa carrera de las1.000 Guineas de Newmarket el próximo mes al tener prohibida su participación hasta que se haga pública la sanción definitiva.

Este lamentable episodio de dopaje se produce seis meses después de otro escándalo sucedido en la casaGodolphin. Entonces, su jinete, la superestrella italianaFrankie Dettori, diopositivo por cocaína en un control realizado en el hipódromo francés deChantilly. La sanción motivó su despido tras 18 años de contrato con el jeque, con quien llegó a ganar un sueldo de unos 10 millones de euros al año.