29 oct 2020

Ir a contenido

ID.

Volkswagen ID. 3, marcando el camino de la electrificación del grupo

El Volkswagen ID. 3 llega a España para abrir el proceso de la electrificación del Grupo Volkswagen, basado en la plataforma MEB y fabricado con un balance neutro de emisiones

Àlex Soler

Volkswagen ID. 3, marcando el camino de la electrificación del grupo

Volkswagen presentó el ID. 3, el coche con el que ha empezado su proceso de electrificación, el pasado 2019. A finales de año empezó a producirlo en su planta alemana de Zwickau y, ahora, el compacto eléctrico alemán llega a España. Como confirmó la firma de Wolfsburgo en el evento de inicio de fabricación, el ID. 3 iba a suponer todo un hito no solo para la misma marca, sino para toda la industria automovilística al convertirse en el primer coche del mundo fabricado con un balance neutro de emisiones de CO2 gracias al uso de las energías renovables y de varias soluciones como la reutilización del agua.

El ID. 3 es mucho más que un vehículo para Volkswagen. Este compacto es el primer paso hacia un futuro electrificado y sostenible, máximo exponente de la estrategia ¿Way to Zero¿ de la marca, que culminará cuando se alcance una movilidad cero emisiones tras un proceso en el que la hibridación, en sus múltiples formas, será el primer paso y la electrificación total la meta soñada. Lo es también porque es el primer vehículo basado en la plataforma MEB, una arquitectura que se convertirá en la base de la mayoría de los 70 coches eléctricos que todo el Grupo Volkswagen lanzará hasta 2028 y que permitirá economías de escala que abaratarán el precio de los eléctricos. El Cupra el-Born, el Skoda Enyaq o el Volkswagen ID. 4 son otros modelos ya presentados basados en la plataforma MEB. Estos coches se producirán, en una primera oleada, en ocho plantas alrededor del mundo: Zwickau, Emden, Hanover y Dresden en Alemania; Mladá Boleslav en República Checa; Shanghái y Foshan en China y Chattanooga en Estados Unidos. Para electrificarse, la marca Volkswagen invertirá más de 11.000 millones de euros hasta 2024, cifra que asciende hasta los 60.000 millones a nivel de grupo.

Volkswagen ID. 3

El ID. 3, por tanto, tiene la responsabilidad de abrir el camino al resto de eléctricos del Grupo Volkswagen. Este compacto de cinco puertas y 4,26 metros de largo y 2,76 metros de distancia entre ejes destaca por un diseño que se mueve entre lo actual y lo futurista donde se ha buscado la máxima eficiencia aerodinámica, vital para incrementar su autonomía.

En el frontal destaca la nueva firma lumínica que compartirá con el resto de la familia ID., con el nuevo logotipo de Volkswagen iluminado en el centro y dos grupos ópticos unidos por una franja iluminada que cruza el frontal. La fluidez es la norma y su silueta destaca por la ausencia de formas marcadas. El parabrisas fluye desde el capó hasta la trasera unido a un techo panorámico. En la trasera llamarán la atención sus estrechos grupos ópticos y, aunque es una característica cada vez más común también en coches de combustión, la ausencia de salidas de escape, aunque en este caso no es que estén escondidas, es que no tiene porque no las necesita.

El interior es uno de los argumentos que marcarán la diferencia. Con un tamaño contenido y una maniobrabilidad similar a la del pequeño Up!, Volkswagen promete un espacio parecido al de la gran berlina Passat. Este hecho es posible gracias a la arquitectura MEB y a la ausencia de transmisión y demás componentes mecánicos característicos de los coches de combustión. El espacio es minimalista, con un cuadro de instrumentos digital tras el volante y una pantalla de 10 pulgadas en la consola central como únicos elementos llamativos. Asimismo, cuenta con sistema Head Up Display en el parabrisas. La omisión de controles analógicos, apostando por los mandos táctiles, incrementan la sensación de amplitud. El sistema de infoentretenimiento permitirá gestionar todos los sistemas de conectividad, con aplicaciones para smartphones, y las funciones de seguridad, entre las que no faltarán el control de crucero adaptativo o la alerta de cambio involuntario de carril.

Versiones y autonomía

Volkswagen ofrecerá tres variantes del ID. 3, la Pure, la Pro y la ProS. La versión de acceso, la Pure, montará una batería de 45 kWh de capacidad que alimentará un motor eléctrico durante un máximo de 330 kilómetros. La Pro incrementará la capacidad de la batería hasta los 58 kWh y la autonomía hasta los 420 kilómetros. Finalmente, la ProS, tendrá una autonomía de hasta 549 kilómetros gracias a su batería de 77 kWh de capacidad. Las potencias oscilarán entre los 145 y los 204 CV y las opciones de personalización pasarán por seis colores exteriores, cinco interiores y llantas de entre 18 y 20 pulgadas. Paralelamente, Volkswagen venderá siete variantes preconfiguradas que reducirán el tiempo de entrega: Pro Performance, Life, Style, Bussines, Max, ProS y Tour.

Las opciones de carga pasan por la toma doméstica y por alternativas más veloces con tomas de corriente alterna de hasta 11 kW de potencia y de corriente continua de entre 50 y 125 kW de potencia. Con la última, correspondiente a la carga rápida en puntos públicos, como los de la red europea Ionity, es capaz de recargar 350 kilómetros de autonomía en apenas 30 minutos.

El ID. 3 está disponible desde 36.145 euros, sin ayudas ni descuentos aplicados, en la versión Pro Performance con batería de 58 kWh de capacidad y 204 CV de potencia. Próximamente llegarán el resto de versiones, con la variante Pure por un precio de menos de 30.000 euros, también sin ayudas ni descuentos aplicados.