Ir a contenido

ANIVERSARIO TECNOLÓGICO

Cuando el dominio .es estaba en Barcelona

Catalunya y España fueron pioneras en la difusión de internet

Michele Catanzaro

Andreu Veà, en una imagen de archivo.

Andreu Veà, en una imagen de archivo. / JOSEP GARCÍA

Uno de los pioneros de internet en España, Andreu Veà Baró, aún recuerda como en los años 80 su hermano, que trabajaba en la Universitat de Barcelona, volvía a casa por la noche con unos mapas fascinantes en papel de impresora. El hermano le enseñaba con qué puntos del mundo se había comunicado aquel día.

Lo hacía por medio de EARN (European Academic and Research Network), una de las redes que sucesivamente confluirían en internet. Esos mapas fascinaron a Veá y le empujaron a estudiar Telecomunicaciones.

"Aún teníamos pantallas de fósforo y sin embargo enviaba correos electrónicos y accedia a bases de datos. La mayoría de la gente no tenía ni idea de lo que hacía con EARN", recuerda otro usuario temprano, el profesor de la UPC Ramón Sangüesa.

Primero, las universidades

Como en el resto del mundo, internet entró en España por las universidades. El servicio RedIRIS, del Ministerio de Educación y Ciencia, proveía de conectividad a los ateneos. "El dominio .es estuvo durante tiempo en ordenadores de la Universitat de Barcelona, antes de que se lo quedara RedIRIS", rememora Veá.

Sangüesa aún recuerda el día en que instaló el primer navegador en un ordenador de la Universitat de Castelló. "Era una experiencia muy distinta: la posibilidad de moverse y captar contenidos era enorme", explica.

En los años 80, un particular que quisiera conectarse a internet tenía que dirigirse a una empresa, Goya Servicios Telemáticos, que cobraba muchísimo, recuerda Veà. El jóven ingeniero vio una oportunidad y, en 1994, con 24 años, montó uno de los primeros proveedores de servicio de internet en España, Acertel. "Hicimos la web de Sony España, de Codorníu e incluso la primera web mundial del Deutsche Bank", recuerda.

El número de proveedores pasó de 4 en 1994 a 600 en 1996, relata Veà. Empresas como Barrabés, en Benasque, fueron pioneras mundiales en la creación de tiendas en internet, recuerda Sangüesa.

Ya en la UPC, este investigador se integró en el Centre d’Aplicacions d’Internet (el antepasado de la Fundació i2Cat) que gestionó la primera retransmisión por internet de un espectáculo del Liceu.

Por su parte, Veà se integró a Retevisión en 1998, cuando esta empresa se creó a raíz de la liberalización del sector de las telecomunicaciones. Desde allí, coordinó el primer acceso gratuito a internet en España, en 1999, y la primera tarifa plana en España.

.cat y Viquipèdia

También desde Catalunya, otras personas implicadas desde un principio en internet plasmaron su contribución. "ISOC-CAT, la sección catalana de la Internet Society, fue una de las primeras secciones en crearse", recuerda Joan Francesc Gras, un profesor de informática que forma parte de dicha organización.

El hito de la entidad, según Gras, fue conseguir el dominio .cat. "Fue el primer dominio asociado con una lengua y una cultura [en lugar de un estado]", relata Gras. La Viquipèdia, la versión catalana de la Wikipedia, fue también una de las primeras después de la inglesa.

Veà admite que la explosión de proveedores de servicios de internet en los años 90 era exagerada. Pero lamenta que después se volviera a crear una situación casi monopolística, en la cual Telefónica domina el mercado. "El despliegue de la fibra ha sido una oportunidad perdida. La fibra sigue sin desplegarse en muchos lugares de la España vaciada. Conectarse a internet en el norte de Catalunya es más difícil que en el norte de África", concluye.

Temas: Internet