Ir a contenido

Psicología de la educación

Así afecta el uso del móvil a tus notas

Un estudio analiza los efectos 'colaterales' del uso de tecnología para fines no académicos durante las clases

Los resultados apuntan a que "dividir la atención" reduce el rendimiento y afecta a la nota final

Valentina Raffio

Tres chicas muestran sus teléfonos móviles. 

Tres chicas muestran sus teléfonos móviles.  / FERRAN NADEU

Móviles, tablets y ordenadores pueden ser tus mayores aliados o enemigos en la universidad. Con ellos entre tus manos, tan fácil es tomar apuntes como perderse por la red en busca de un pasatiempo. Una elección que a largo plazo puede acabar afectando no tan solo lo que aprendes sino lo que retienes en tu memoria. Así lo subraya un nuevo estudio publicado en la revista Educational Psychology, la primera investigación realizada en una clase real que muestra una relación causal entre la distracción de un dispositivo electrónico y el rendimiento académico en un examen.

Investigación en las aulas

Para este estudio, los investigadores analizaron el comportamiento de 118 estudiantes de psicología de la Universidad de Rutgers (EE.UU) durante todo un curso. En la mitad de las clases del grado, los estudiantes podían asistir con dispositivos electrónicos como portátiles, teléfonos móviles o tabletas, mientras que en la otra mitad de las lecciones su uso quedaba categóricamente prohibido.

Posteriormente, los investigadores preguntaron a los estudiantes si cuando habían tenido acceso a los diferentes dispositivos electrónicos habían realizado, en un momento u otro de la clase, una actividad no relacionada con los fines académicos. Es decir, si el uso de estos dispositivos electrónicos había interferido con su atención a las conferencia magistral.

Las clases eran impartidas por el mismo docente cada martes y jueves durante 80 minutos. Un día con dispositivos móviles permitidos y el otro no. Tras cada sesión, un breve test. Y a final de curso, el examen final. De ahí la comparación de efectos a corto y largo plazo de estas ‘distracciones electrónicas’ sobre el rendimiento de los estudiantes.

Resultado de las distracciones

Cuando el uso de dispositivos electrónicos era permitido, los estudiantes confesaron "compaginar" su atención a las clases con actividades como enviar mensajes de texto, navegar por redes sociales, ver una película, jugar o comprar online, entre otras. Unas ‘distracciones’ que, sin embargo, no impedían prestar atención a lo que explicaba el profesor. Así lo demostraron las buenas notas obtenidas en los tests realizados después de las clases, en los que no hubo demasiada diferencia entre aquellos que habían estado con y sin dispositivos electrónicos.

Distraerte con el móvil durante la clase puede costarte hasta 0'5 de la nota final / DANNY CAMINAL

En cambio, en el momento del examen de final de curso, cuando los estudiantes debían demostrar dotes de aprendizaje a largo plazo, aquellos que se habían 'distraído' durante las clases acabaron con medio punto menos sobre la nota final. 

Es por ello que, según apunta la investigación, “dividir la atención entre un dispositivo electrónico y una conferencia en el aula no reduce la comprensión de la misma pero sí reduce la retención a largo plazo”. Unos resultados que explicarían porqué aquellos que tienen tendencia a distraerse durante las clases pueden mantenerse en la media en la evaluación continua y bajar su rendimiento a final de curso. 

"Este hallazgo demuestra por primera vez que el efecto principal de la atención dividida en el aula no es un efecto inmediato de la selección o el cambio en la comprensión, sino un efecto a largo plazo de la atención dividida en la retención”, apunta el estudio.

¿Cuál es el impacto?

Por otro lado, el estudio apunta a que posiblemente la dinámica reflejada en las clases pueda acabar yendo más allá del aula. Es decir, que aquellos que no son capaces de centrar su atención en las conferencias magistrales durante las horas lectivas probablemente tengas las mismas dificultades para concentrarse incluso fuera de las paredes universitarias.

Según explica el profesor Arnold Glass, autor principal del estudio: "Estos hallazgos deben alertar a los muchos estudiantes e instructores dedicados de que la atención dividida tiene un efecto insidioso que está perjudicando el rendimiento de su examen y la calificación final".

Por otro lado, Glass añade: "Para ayudar a administrar el uso de dispositivos en el aula, los profesores deben explicar a los alumnos el efecto dañino de las distracciones sobre la retención, no solo para ellos, sino para toda la clase".

0 Comentarios
cargando