Ir a contenido

Unos investigadores crean unos mosquitos que no transmiten la malaria

La modificación de unos genes actúa sobre dos proteínas durante la fase infecciosa del parásito

Un mosquito Anopheles stephensi obtiene una muestra de sangre de un huésped humano.

Un mosquito Anopheles stephensi obtiene una muestra de sangre de un huésped humano. / JIM GATHANY / CDC

Investigadores de la Universidad de California en Irvine (EEUU) han creado unos mosquitos con unos genes que bloquean la transmisión de la malaria, una prometedora línea para ayudar a frenar los estragos causados por la enfermedad. El objetivo es que los insectos puedan reproducirse con otros miembros de su especie y que su descendencia pierda la capacidad para propagar el parásito 'Plasmodium falciparum'.

Para lograr los nuevos insectos los investigadores de Irvine emplearon la llamada edición de genes CRISPR, una técnica de ingeniería genética muy de moda que permite que el ADN pueda ser insertado, reemplazado o borrado del genoma, para modificar la línea germinal de diversos ejemplares de 'Anopheles stephensi', una especie característica de Asia muy vinculada a la transmisión de la enfermedad.

Concretamente, la modificación actúa sobre dos proteínas clave producidas durante la fase infecciosa del parásito de la malaria. Los mosquitos resultantes transmiten esta característica bloqueadora a su descendencia en un 99,5% de los casos.

Los detalles de la investigación se han publicado en la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

La malaria se contagia en humanos a través de la picadura de mosquitos hembra infectados. El objetivo ahora es liberar mosquitos modificados genéticamente para que puedan aparearse con mosquitos silvestres y que sus genes bloqueadores de la malaria entren en su reserva genética y finalmente desborden a la población, impidiendo la posibilidad de que estas especies puedan infectar a personas.

"Se puede propagar a través de la especie con una gran eficiencia, incrementándose desde un 1% hasta un 99% en 10 generaciones", ha comentado Valentino Gantz, biólogo de la Universidad de California-San Diego.

Estrategia complementaria

"No estamos diciendo que esta estrategia pueda erradicar la malaria por sí sola", ha añadio Anthony James, biólogo molecular de la Universidad de California-Irvine. Pero junto a medicamentos para el tratamiento y la prevención, las futuras vacunas, el uso de mosquiteras y la erradicación de lugares de reproducción, podría tener un papel importante en la eliminación de la malaria, ha declarado James.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que habrá 214 millones de casos de malaria en todo el mundo este año, con un total de 438.000 muertes, la mayoría en el África subsahariana.

0 Comentarios
cargando