La previsión

El riesgo de incendio cierra la sierra alicantina a los aficionados de la Vuelta

El año pasado se clausuró toda la montaña de la ronda española al público debido a la pandemia

El líder, Rein Taaramäe, este miércoles, camino del control de firmas, protocolo previo a la salida de la quinta etapa de la Vuelta.

El líder, Rein Taaramäe, este miércoles, camino del control de firmas, protocolo previo a la salida de la quinta etapa de la Vuelta. / LA VUELTA / CHARLY LÓPEZ

1
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

Primeras restricciones de público en la Vuelta 2021. El viernes, en la importante cita montañosa con el ascenso al denominado Balcón de Alicante, no se permitirá el acceso a los espectadores, según comunicó este miércoles la Generalitat valenciana de acuerdo con la Diputación alicantina. Pero en este caso la clausura de la montaña no se debe al covid, sino al fuerte riesgo de incendio que hay en el espacio protegido de la Serra del Maigmó y la Serra del Cit. "El terreno está muy seco y hay riesgo de incendio", informó ayer la organización de la ronda española.

En 2020 todos los puertos de montaña por los que pasó la Vuelta se celebraron sin espectadores, en lo que de hecho fue una prueba disputada a ‘puerta cerrada’. Este año, en cambio, se había decidido abrir la montaña al público, igual que las zonas de salida y llegada de las etapas, pero el riesgo de incendio ha perturbado los planes de la Vuelta.

Preocupación por la sierra abulense

En cambio, en Cullera, donde este jueves acabará la prueba, con una llegada en alto, corta y empinada, no debe haber problemas de público.

Noticias relacionadas

La Vuelta ha estado estos días pendiente de otro incendio muy preocupante, el que ha calcinado la Sierra de la Paramera, considerado el fuego más importante sufrido por la provincia de Ávila y que este miércoles todavía no estaba controlado. Las llamas castigan zonas forestales cercanas al paso de la etapa del 29 de agosto, entre las localidades de Navalmoral de la Mata y el Barraco.

El fuerte calor que reinó en Burgos el pasado fin de semana, para castigar el inicio de Vuelta, con temperaturas cercanas a los 40 grados, menguó el lunes, en ruta hacia el Picón Blanco, también en carreteras burgalesas, con un tiempo más propio de otoño que de verano. Hacia Molina de Aragón se circuló con un tiempo agradable, pero este miércoles en Albacete ya volvió a hacer un calor insufrible.