Ir a contenido

Patrocina:

la presentación

Todos contra el Movistar en la Vuelta a España

Pese a la irresponsable baja de Carapaz, el conjunto español es el equipo a batir en la ronda española, sobre todo por los potentes Jumbo de Roglic y el Astana de 'Superman' López

Sergi López-Egea

Alejandro Valverde, campeón del mundo, durante la presentación oficial de la Vuelta, el jueves.

Alejandro Valverde, campeón del mundo, durante la presentación oficial de la Vuelta, el jueves. / EFE / JAVIER LIZON

Ninguna de las tres grandes rondas por etapas -por orden Giro, Tour y Vuelta- han tenido suerte este año con las caídas que han mermado una mejor participación. No es gratuito afirmar que Chris Froome y Tom Dumoulin se han perdido lo mejor de la temporada por culpa de sus accidentes, gravísimo el del corredor británico. La ronda española tampoco se ha librado de esta pandemia. Pero lo de Richard Carapaz no tiene nombre. Se fue el domingo a Holanda para correr un critérium de exhibición a escondidas porque le habían prometido 20.000 euros y porque sabía que el Movistar, a seis días del inicio de la Vuelta, no se lo iba a permitir. Era difícil caerse. Pero ocurrió. 

Pese a su baja, totalmente irresponsable, el Movistar con Alejandro Valverde, Nairo Quintana y un Marc Soler con galones de oficial es el equipo a batir, el que captará todas las miradas, el que será tan alabado como criticado por sus tácticas y al que tratarán de noquear, sobre todo, los potentes Jumbo (Primoz Roglic y Steven Kruijkswijk) y un Astana liderado por Miguel Ángel 'Superman' López y con los hermanos Izaguirre en sus filas.

La Vuelta empieza hoy (La 1 y Eurosport, entre las 18.55 y las 20.30 horas) con una contrarreloj por equipos de 13,4 kilómetros en Torrevieja. Será la señal de salida para un combate ciclista que no terminará hasta el domingo15 de septiembre en las calles de Madrid, aunque se supone que la general quedará decidida el día antes en la penúltima y trascendental etapa por la sierra de Gredos. Andorra y Asturias deben ser los otros dos puntos determinantes de una ronda española que pasará por Catalunya con una subida a Montserrat de camino a Igualada.

Pau, otra vez

Curiosamente la ciudad francesa de Pau será la sede de la única contrarreloj de la prueba. La capital de Aquitania también acogió en julio la 'crono' del Tour, aunque con un recorrido diferente y más corto (27 kilómetros para la ronda francesa y 36 para la Vuelta). Habrá ocho finales en alto, en Javalambre (Teruel), Ares del Maestrat y Mas de la Costa (Castellón), Els Cortals d'Encamp (Andorra), Los Machucos (Cantabria), El Acebo y La Cubilla (Asturias) y Plataforma de Gredos (Ávila).

22 equipos con 22 objetivos que no todos podrán cumplir y como sucedió en el Tour con un ganador incierto, al no haber un dominador claro de la carrera. Ni siquiera en un Movistar cuyo líder determinará la propia competición. Habrá que estar pendiente de prometedores y jóvenes ciclistas como el navarro Óscar Rodríguez (Euskadi-Murias) o el esloveno Tadej Pogacar (Emirates) y aunque hay poco esprint sobre el papel,  el duelo está servido entre el irlandés Sam Bennett y el colombiano Fernando Gaviria. Que se alce el telón.