Ir a contenido

Patrocina:

una etapa clave

Roglic asesta un golpe de autoridad al Giro

El ciclista esloveno gana la contrarreloj de San Marino y saca un tiempo de oro a todos sus rivales tras una etapa en la que fallan Yates, Landa y 'Superman' López, mientras Nibali resiste en la distancia

Sergi López-Egea

Primoz Roglic, durante la contrarreloj.

Primoz Roglic, durante la contrarreloj. / Luk BENIES / AFP

El Giro 2019, hasta ahora, no se está distinguiendo por un recorrido acertado, con demasiados kilómetros, muchas etapas donde no ocurre nada y todavía casi una semana para que llegue la primera llegada en alto. Pero en los dos puntos claves hasta ahora celebrados, la contrarreloj inicial de Bolonia y la este domingo en San Marino, Primoz Roglic se ha distinguido por ser el corredor más fuerte, sin que nadie le haga sombra y en las dos ocasiones arañando tiempo (el de este domingo muy importante) a todos sus contrincantes. No viste de rosa porque permitió una escapada en la que se coló ValerioConti, que resistió en San Marino. Pero eso a él no le preocupa. Los que deben estar preocupados y asustados son todos sus rivales. Roglic ya transmite la sensación de que va a ganar la carrera.

Y así es porque indiscutiblemente es el más fuerte en la contrarreloj, y todavía le queda una, el último día, el 2 de junio, en Verona. Pero, por otro lado, no hay nada que indique que va a fallar en la montaña, el día (el próximo viernes) en la que, por fin, el Giro se digne en colocar una llegada en alto, algo para que se siga creyendo la leyenda de que es la carrera ciclista de tres semanas más emocionante que hay. Pero para que haya emoción tiene que a ver montaña. Y, por ahora, todavía no se distingue con nueve etapas celebradas hasta ahora. Este lunes hay jornada de descanso.

Distanciados los escaladores

Roglic ya tiene a todos los escaladores suficientemente distanciados para que no tenga que impacientarse ante un ataque en la montaña de Simon Yates, a 3.46 minutos; de 'Superman' (en San Marino, de súper, poco) López, a 4.29 y de Mikel Landa (otra vez fallando en una contrarreloj), a 4.52 minutos. El único que le aguanta en la distancia es el ídolo local, Vincenzo Nibali, quien realizó una 'crono' muy aceptable y ahora se encuentra a 1.44 minutos de Roglic en la clasificación general, en la que se mantiene Pello Bilbao entre los diez primeros.

La montaña está toda agrupada en los últimos días y ahora corredores como 'Superman' LópezYates y Landa se han convertido en aliados. Pero si Roglic no falla poco podrán hacer más allá de la gloria de un triunfo de etapa. Lo único que les puede motivar, con Nibali yendo a la suya, es que el Jumbo de Roglic es aparentemente más flojo en la montaña que Astana, Mitchelton y Movistar. Entre ellos deben tratar de aislarlo, pero Roglic, a su vez, con un mínimo de inteligencia, siempre y cuando no le fallen las piernas, puede controlar a sus contrincantes.

Lo que Landa no debe olvidar

Landa, por si acaso, tampoco debe olvidar que tras el Giro viene el Tour y que llegará a la ronda francesa con más rodaje que con el que ha iniciado la prueba italiana, que hasta ahora se le atraviesa.

Todas las clasificaciones en la página oficial del Giro.