Ir a contenido

Patrocina:

LA RONDA FRANCESA

Gaviria no es invencible en el Tour de Francia

El holandés Groenewegen sorprende al velocista colombiano y a Sagan y se apunta la victoria en la ciudad de Chartres

Sergi López-Egea

Dylan Groenewegen manda guardar silencio tras ganar la séptima etapa del Tour.

Dylan Groenewegen manda guardar silencio tras ganar la séptima etapa del Tour. / KIM LUDBROOK

¿Y si la noticia estaba más en el derrotado que en el vencedor de la séptima etapa del Tour? ¿Y si alguien llega a pensar que llegaría en esta ronda francesa un día en el que Fernando Gaviria caería vencido por alguien que no fuera Peter Sagan? Con el resto de candidatos a la victoria del esprint en fase de perdedores (André Greipel y Marcel Kittel a la cabeza) y con Mark Cavendish desaparecido en combate, un joven holandés, otro más de la nueva generación, 25 años, Dylan Groenewegen (nombre largo y difícil de pronunciar) se anotó la décima victoria del año y por supuesto la más importante de su carrera deportiva. Señoras y señores: la sociedad velocista del Tour ya tiene otro miembro de honor en su academia.

Fue una etapa larga, demasiada larga, de aquellas que hacen cuestionar si son necesarios tantos kilómetros -231, el día más largo de esta edición- para trasladarse de una ciudad a otra (de Fougères a Chartres) a través de una ruta llana, de largas rectas y carreteras anchas. Al menos primó la seguridad porque tal como aseguró Marc Soler, el joven valor del Movistar en la salida, el aburrimiento, que a veces se transforma en siesta, estaba en el orden del día.

Tranquilidad en la ruta francesa

No pasó nada, valgan los cielos ciclistas, y todo la emoción se concentró en los cinco últimos kilómetros con un pelotón lanzado y con los dedos cruzados para que nadie se fuera al suelo a más de 50 kilómetros por hora. Arrancó Gaviria como en días precedentes, siempre por delante de Sagan, a quien le ha tomado la medida cuando la llegada es arrogantemente plana. Lo batió, pero no pudo con el veloz Groenewegen. Bienvenido al club del Tour que sigue presidiendo vestido de amarillo Greg van Avermaet con la intención de presentarse con la prenda, con el permiso de los adoquines de Roubaix que no le van nada mal, a los pies de los Alpes.

Todas las clasificaciones en la página oficial del Tour.

0 Comentarios
cargando