COHESIÓN SOCIAL

La Generalitat destinará 23 millones de euros a la ampliación del parque de viviendas de alquiler social

Desde 2015, el Ejecutivo catalán ha destinado 137 millones de euros a la compra de 2.636 viviendas por tanteo

Viviendas en Catalunya.

Viviendas en Catalunya.

2
Se lee en minutos
Lara Bau

El Institut Català del Sòl (INCASÒL), suscribirá un acuerdo con la Agència Catalana de l'Habitatge por el que financiará con 23 millones de euros la Agencia para que pueda comprar viviendas provenientes de ejecuciones hipotecarias y destinarlos a alquiler asequible. Este es el tercer acuerdo de estas características que se aprueba entre los dos entes, dependientes de la Secretaria de l'Agenda Urbana i Territori, después de que en el 2018 el Ejecutivo autorizara un primer acuerdo entre las dos partes por un importe de 30 millones y otro de 20 millones de euros en el 2019.

El Decreto Ley 1/2015, de 24 de marzo, de medidas extraordinarias y urgentes para la movilización de las viviendas provenientes de procesos de ejecución hipotecaria, establece que la Generalitat de Catalunya puede ejercer el derecho de tanteo y retracto a favor de estas viviendas. Desde su entrada en vigor, a finales del 2015, hasta septiembre 2020 se han podido comprar un total 2.636 pisos con una inversión de 137.263.992 euros (unos 52.000 euros por vivienda comprada).

Los 20 millones de euros que aporta ahora INCASÒL estima que permitirán a la Agència de l'Habitatge de Catalunya la compra de unos 440 viviendas más, que se destinarán a alquiler social y que servirán para incrementar el parque público de vivienda. A finales del 2019 se amplió hasta el 2027 el plazo para ejercer el derecho de tanteo que tienen las administraciones y las entidades del tercer sector y que se hizo extensivo a toda Catalunya. Este derecho se puede aplicar también en segundas y terceras transmisiones de viviendas anteriormente adquiridos por grandes tenedores.

Compra de vivienda por tanteo

De esta manera se refuerzan los mecanismos de la administración para hacer efectivo el retorno social del rescate bancario. El derecho de tanteo y retracto a favor de las administraciones permite movilizar estas viviendas para destinarlos a familias en situación de especial vulnerabilidad y ha evitado la venta de estos pisos a fondo de inversión internacional que podrían haber llevado a una nueva dinámica especulativa.

Otra de las medidas llevadas a cabo por el Govern para impulsar la compra de viviendas por tanteo y favorecer el acceso a vivienda asequible han sido los convenios firmados entre la Agència de l'Habitatge de Catalunya y el Institut Català de Finances para conceder créditos bonificados a ayuntamientos y entidades del tercer sector para adquirir viviendas por tanteo.

Fomentar la rehabilitación

El Consejo de administración del Institut Català del Sòl, INCASÒL, también ha acordado financiar a la Agència de l'Habitatge de Catalunya para que esta pueda constituir un fondo de garantía en frente del Institut Català de Finances, por 21,25 M € para la línea de préstamos a las comunidades de propietarios para la rehabilitación de edificios de viviendas.

Noticias relacionadas