Para ver y ser vist@s

Restaurante Jacqueline: terciopelo y caviar

Este local del Eixample explora casi todas las variantes del glamur gastronómico con una carta cosmopolita en un espacio donde no faltan los cócteles y la música electrónica para animar las noches

5 restaurantes de Barcelona con 'shows' o música en directo para disfrutar más allá de la comida

MAPA | 18 buenos restaurantes abiertos este año en Barcelona que deberías visitar

Una de las salas del restaurante Jacqueline

Una de las salas del restaurante Jacqueline

Ferran Imedio

Ferran Imedio

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El terciopelo y los estampados visten casi todos los rincones y el servicio, uniformado con chaleco y pajarita, te ofrece un cóctel de bienvenida nada más sentarte en la mesa. Has cruzado esa puerta de aire modernista y estás en Jacqueline, templo del glamur no solo gastronómico de esos a donde te gusta ir a ver y a ser visto. Sobre todo si pides alguno de los muchos platos elaborados con caviar de la carta, algo inaudito en Barcelona.

Jacqueline

Enric Granados, 66. Barcelona

Teléfono: 682.26.09.61

Precio medio (sin vino): 60 €

Ese es uno de los ganchos de este cosmopolita multiespacio del Eixample, que se entrega a una carta viajada que va de España a Francia e Italia y que se da un garbeo por Perú y Japón. Siempre con platos con buen producto y bien ejecutados, ya que en los fogones hay cocineros con mucha experiencia.

Si lo tuyo es la gastronomía nipona, puedes darte un homenaje en la barra de 'sushi' con cabida para seis comensales donde el chef cocina cada plato del menú degustación al momento.

Cuando la noche avanza, la elegante música electrónica sube de volumen y comienzan a agitarse las cocteleras de la barra con combinados de autor de lo más efectistas. Quien quiera más glamur y más terciopelo, que baje al sótano, donde podrá reservar un mesa 'vip'. En ese 'lounge bar' hay música en directo de miércoles a sábado por la noche.

¿Más cosmopolitismo? Sí, más. En breve abrirá un 'champagne bar' en el altillo en el que los 27 clientes que atenderá como máximo podrán escoger entre 200 referencias de espumosos franceses o entre 10 cócteles inspirados en flores, con cada copa hecha a mano representándola.