Novedad en el Eixample

La Balabusta: entre Barcelona y Tel Aviv

  • El nuevo restaurante de Ronit Stern y Rafael Campos (Auto Rosellón) juega con los intensos y ricos sabores de la ciudad israelí y su entorno en platos elaborados con productos de proximidad

El original pastel de queso de La Balabusta.

El original pastel de queso de La Balabusta. / Juan González del Cerro

1
Se lee en minutos
Ferran Imedio
Ferran Imedio

Periodista

ver +

Ronit Stern quiere que en su restaurante se coma y se beba como en su casa. Y como ella es de Tel Aviv pero vive en Barcelona, en La Balabusta (Rosselló, 180) sirve platos de su país, interesante reflejo de la gastronomía de Oriente Medio, riquísimos en sabores, con muchos vegetales y no mucha carne (siempre de animales bien tratados), con muchas especias y siempre, siempre, con productos de proximidad y de temporada. Y bebe vinos ecológicos y naturales y cócteles de autor. El resultado no puede ser mejor, a la altura del nombre elegido para su negocio, pues La Balabusta, en yidis, significa la mujer que lleva su casa con energía.

Y sí, ahí está ella mandando en la cocina a la vista de este local luminoso y animado, haciendo delicias que justifican la visita por sí solas, como los buñuelos de crema de berenjenas asada en el horno de leña, con miel de dátiles y manzana encurtida, y el 'shawarma' de coliflor con 'tahini', melaza de granada y pistacho. 

La carta diseñada por Stern y su marido, Rafael Campos, propietarios del vecino y exitoso Auto Rosellón, tiene muchos otros 'hits', desde el aperitivo con el 'challa', conocido como el pan de 'sabbat' (con salsa de 'tahini' picante y orégano), hasta un postre como el pastel de queso sobre un nido de 'kadaif' (tiras finísimas de masa crujiente), pistacho garrapiñado y granada.

Noticias relacionadas

Pasando por el cordero 'demi glace' ecológico sobre baba 'ganoush', granadas y pistachos, y el 'arais' (un pan de pita de masa madre relleno de carne mixta cordero y ternera), que se acompaña con 'tahini' con limón confitado.

Todo ello con sabores intensos y presentado con originalidad, a un precio medio que ronda los 30 €. Hay menú mediodía por 17,90 y 'brunch' el fin de semana.