Detrás de la Boqueria

Superclàssic: ¡Viva el bar de barrio!

  • Este nuevo establecimiento del Raval propone un vermuteo de calidad con cervezas bien tiradas, tapas de toda la vida con toques originales, buena música de fondo y un ambiente desenfadado

Platillos de Superclàssic.

Platillos de Superclàssic. / Álex Froloff

1
Se lee en minutos
Ferran Imedio
Ferran Imedio

Periodista

ver +

Dicen en Superclàssic (Floristes de la Rambla, 14) que quieren ser un bar de barrio, y a fe que lo están consiguiendo: vermuteo a base de platillos de toda la vida pero con un toque canalla, como el barrio que lo acoge, el Raval. Está detrás de la Boqueria, de donde saca buena parte del producto que trabaja luego en la cocina, y frente a los jardines del doctor Fleming, ocupando el local que en su día fue de Iposa, una referencia en la zona.

Al frente del nuevo negocio está Stefano Mazza, que triunfa en el vecino barrio de Sant Antoni con Last Monkey. Stefano es italiano, pero no ha querido convertir su propuesta en una versión transalpina del vermuteo, sino que ha querido ser fiel a los cánones aunque con su toque creativo, pero sin pasarse. Como concesión a la gastronomía de su país encontrarás la 'coppa' que forma parte de la tabla de embutidos (está hecha con la cabeza de la paletilla o del cuello de cerdo curado entero). 

Vermuts macerados 'in situ'

Pero su firma va más por otros derroteros. Se nota en los vermuts que macera él mismo (con pomelo y lima; con ciruela, jengibre y Pedro Ximénez; con whisky, canela y manzana). Se percibe en el espectacular carpacho de gambón con vinagreta al ajillo. O en su original ensaladilla rusa, que lleva tartar de atún macerado. O en el 'steak tartar' de aires asiáticos que nos recuerda a Last Monkey.

Platillos de Superclàssic.

/ Álex Froloff

Noticias relacionadas

Para beber, cervezas muy bien tiradas y vinos ecológicos y algunos naturales, algunos de los cuales se pueden tomar a copas. Y todo ello, en una atmósfera desenfadada y agradable, con muy buena música de fondo, de esa que acabas identificando con la ayuda del móvil para guardártela en tu lista de Spotify. ¡Viva el bar de barrio!

Por ahora, abre de viernes a domingos de 12.00 a 23.00 horas.