Consumición de chiringuito

¿Cuál es la diferencia entre el tinto de verano y la sangría? La eterna confusión del verano

  • Ambas bebidas son refrescantes y se elaboran con vino

Una jarra de sangría en un chiringuito de playa.

Una jarra de sangría en un chiringuito de playa. / Ferran Nadeu

1
Se lee en minutos
Lola Gutiérrez

Verano, vacaciones, playa, toalla, chiringuito... ¿Quién no sueña ya con tirarse a la bartola en vacaciones y, como mucho, plantarse en el chiringuito, cuanto más cerca del agua mejor, para tomarse un aperitivo con una caña bien fresquita? ¿O una clara?

O mejor aún... un tinto de verano, eso casi casi tan español como la paella y la sangría.

Pero, al igual que ocurre con las claras de cerveza -que en algunas zonas se hace por defecto mezclando cerveza y limón, mientras que en otros la cerveza se mezcla con gaseosa- el tinto de verano no se prepara igual en todas las playas españolas. Ni tampoco, la sangría.

Confusión

Y tampoco son lo mismo, aunque muchos turistas extranjeros las confundan. Aunque son igual de refrescantes y su ingrediente principal es el vino tinto -o el blanco, que también se está poniendo de moda para elaborar ambos combinados-, lo normal es que el tinto de verano lleve el citado vino, gaseosa (o refresco de limón) y hielo. Y punto. A lo sumo, una rodajita de limón, como se suele poner al agua con gas y los refrescos de cola.

Noticias relacionadas

Sin embargo, la sangría requiere de una elaboración más compleja, y suele llevar, además, fruta cortada -además del limón- y algo de azúcar. También suele incluirse algún que otro licor, como de melocotón -que es, también, una de las frutas más típicas que contiene- o refresco de limón, zumo de melocotón...

Por tanto, es lógico que la sangría sea más dulce que el tinto de verano, aunque este último se prepare con refresco de limón en vez de con gaseosa. Como la clara de cerveza.