Cata mayor

fuera tópicos

Colella: hay vida más allá de la pasta

Este restaurante del Eixample huye de los estereotipos asociados a la cocina italiana con platos del sur tradicionales

Roberto Colella, en la cocina a la vista del restaurante que recibe al comensal cuando entra.

Roberto Colella, en la cocina a la vista del restaurante que recibe al comensal cuando entra.

1
Se lee en minutos
Ferran Imedio
Ferran Imedio

Periodista

ver +

Hay que agradecer a cocineros como Roberto Colella que se salgan de los estereotipos gastronómicos y ofrezcan cocina genuina de sus respectivos países sin caer en tópicos. En el caso que nos atañe, la pasta y la cocina italiana parecen una pareja indisoluble. Pero el chef, que también dirige los fogones del pequeño Meneghina (en el Born), se niega a ser esclavo de ese estilo que ha colonizado el planeta y en Colella (Pau Claris, 190) va un poco más allá sin perder la autenticidad de las recetas, muchas de ellas de su Nápoles natal y del sur del país. Cocina de mercado, de temporada, tradicional pero con la técnica necesaria para sacarlos adelante.

Colella

Pau Claris, 190 Teléfono: 93.015.46.58 Precio medio (sin vino): 30 €

Eso se traduce en propuestas como el cuscús 'alla trapanese', que él sirve sin caldo por un bendito error que tuvo en la cocina:hierve la sémola con caldo de pescado, luego la saltea y la aromatiza con piel de cítricos, y la sirve acompañada con calamar, pescado blanco, gambas y mejillones, todo ello a la plancha y aderezado con un suave 'allioli' casero. Un plato de influencias magrebís que ha adaptado en su restaurante, un local austero, luminoso y de techos altísimos con la cocina a la vista.

CARTA Y MENÚ DE MEDIODÍA

Tiene buena mano Colella, y se nota en las creaciones de la carta –no muy extensa, por cierto– y en las sugerencias del día. ¿Ejemplos? El tartar de ternera sin huevo ni alcaparras pero con 'rovellons' y granada; la coca hecha con harina de garbanzos (masa típica de Palermo) y cubierta de verduras, setas y crema de queso; la corvina a la plancha servida sobre un puré de céleri y con un decorativo crujiente de harina de maíz; y los raviolis rellenos de yema de huevo y trufa y servidos sobre 'parmentier' de parmigiano reggiano (maravillosa concesión a la pasta).

Noticias relacionadas

Los mediodías laborables ofrece un menú de mediodía con bebida y postre o café por 14 euros.

 

Temas

Restaurantes