¿Qué es Rhodicomp, la «viagra vegetal» que acaba de retirar Sanidad?

¿Qué es Rhodicomp, la «viagra vegetal» que acaba de retirar Sanidad?
3
Se lee en minutos

Basta con hacer una simple búsqueda en Internet para descubrir las decenas de herbolarios que ofertan Rhodicomp, un producto comercializado como complemento alimenticio vegetal para combatir la disfunción eréctil.

En las últimas horas, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha ordenado la prohibición de su venta por «presencia de sildenafilo y tadalifo».

Te puede interesar: Prótesis de pene: La mejor alternativa para combatir la disfunción eréctil

Según la agencia dependiente del Ministerio de Sanidad, estos componentes «sí están indicados para restaurar la función eréctil deteriorada mediante el aumento del flujo sanguíneo del pene por inhibición selectiva de la fosfodiesterasa 5 (PDE-5), pero con «pero» muy importante».

Porque estos inhibidores están contraindicados para muchas personas, tales coomo los «pacientes con infarto agudo de miocardio, angina inestable, angina de esfuerzo, insuficiencia cardiaca, arritmias incontroladas, hipotensión (tensión arterial < 90/50 mmHg)».

Además, tampoco es apto para aquellas personas con «hipertensión arterial no controlada, historia de accidente isquémico cerebral (ictus isquémico), en pacientes con insuficiencia hepática grave y con antecedentes de neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica o con trastornos hereditarios degenerativos de la retina».

¿Qué consecuencias tiene sobre nuestra salud?

El consumo de sildenafilo y el tadalafilo está asociado a infartos agudos de miocardio, anginas de pecho, arritmia ventricular, palpitaciones, taquicardias, accidentes cerebrovasculares y muerte súbita cardiaca. Y, como recalca la AEMPS, estas dolencias se pueden presentar en pacientes con antecedentes de factores de riesgo cardiovascular.

También presentan «numerosas interacciones» con otros medicamentos, pudiendo aparecer reacciones adversas de «gravedad» en personas que habitualmente toman fármacos para afecciones cardiovasculares.

Este producto «se presenta como natural», ya la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios dice que lo hacen «ocultando al consumidor su verdadera composición y dando información engañosa sobre seguridad».

Un producto que es potencialmente peligroso para pacientes susceptibles de reacciones adversas, que además pueden haber recurrido engañados a este complemento alimenticio, Rhodicomp, «convencidos de que tenía ingredientes pretendidamente naturales, a base de plantas, como alternativa teóricamente segura a los medicamentos de prescripción autorizados».

La disfunción eréctil: un problema muy común

La disfunción sexual masculina es la incapacidad para conseguir, y mantener, la erección del pene para mantener relaciones sexuales. Y, aunque tener problemas de erección de forma aislada no supone ningún problema y no está asociado a ninguna patología, la disfunción eréctil a largo plazo puede provocar estrés e incidir en la autoestima.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los problemas de erección afectan a casi la mitad de la población masculina por encima de los 50 años. La Asociación Española de Urología señala que las causas de la disfunción eréctil se deben, en la mayoría de los casos, a causas vasculares.

Le afectan directamente afecciones como la diabetes, la hipertensión, cirugías como consecuencia de cáncer de próstata o el consumo de fármacos, enfermedades psiquiátricas o traumatismos.

Como se ha mencionado, si la disfunción eréctil persiste en el tiempo debes consultarlo con tu médico, para que prescriba, por ejemplo, sildenafilo, que se comercializa bajo el nombre de Viagra.

Este medicamento, que recibió el visto bueno de la Administración de Medicamentos y Alimentos americana (FDA, por sus siglas en inglés) en 1998, es famoso por su característico color azul. Está compuesto de un potente inhibidor de la fosfodiesterasa tipo 5 específica del GMP cíclico, la enzima que degrada el guanosín monofosfáto cíclico, que llena el pene de sangre.

La Viagra, hasta el año 2013, era el único medicamento a la venta para tratar la disfunción eréctil.

Sin embargo, desde que venciera la patente de la farmacéutica Pfizer (la misma que comercializa la vacuna contra el coronavirus), hay en el mercado numerosos genéricos a un precio inferior: Por ejemplo, un comprimido a cinco euros frente a los 11 de Viagra.

Pero cuidado, porque la toma de este medicamento no está exenta de riesgos, entre ellos, el priapismo, que es un trastorno que provoca una erección prolongada en el tiempo.

Noticias relacionadas

La ventaja es que lo pueden tomar pacientes que incluso han tenido un problema cardiovascular, siempre que no utilicen medicación contraindicada.

Pero lo más importante es tomarlo siempre bajo supervisión médica y que sea el doctor quien lo recete.