Infraestructuras

Túnel terminado en 2024: así están las obras en el tramo central de la L9

La galería tiene pendientes dos kilómetros entre Sarrià y Lesseps y la previsión es que los trenes, sin detenerse todavía en las estaciones del tramo central, puedan ir de punta a punta en 2027

La tuneladora está ahora junto a la parada de FGC de Sarrià, donde realiza tareas de mantenimiento con la idea de volver al ruedo a mediados de agosto

Así se perfora el suelo de Barcelona para hacer un hueco al tramo central de la L9

linea 9

linea 9 / Jordi Otix

Carlos Márquez Daniel

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Una vez teminado el acto, se ha montado el clásico corrillo entre autoridades y empresas contratistas. No hace falta que les digamos nombres: son las de siempre en la gran obra pública. El caso es que uno de los responsables del sector privado se ha dirigido al 'president' y, entre la ironia y el recuerdo del tiempo pasado, le ha preguntado por las partidas presupuestarias. "No podemos hacer milagros, pero sí podríamos ir más deprisa". Pere Aragonès ha dibujado una media sonrisa y se ha despedido para proseguir con su agenda del día. Sucedía este viernes por la mañana, durante la visita a las obras del tramo central de la línea 9, concretamente, la parada de Sarrià, una de las que ya tiene el pozo medio excavado para poder, luego, construir la estación. No muy lejos de aquí, bajo un aparcamiento de BSM, yace la tuneladora, que ahora pasa por un proceso de mantenimiento y está previsto que vuelva a perforar a mediados de agosto. El acto no ha aportado novedad alguna, y a nadie se le escapa que faltan dos semanas para las elecciones.

Se ha confirmado que a finales de 2024 ya estará terminado todo el túnel y también se mantiene la voluntad de que en 2027, los trenes ya circulen de extremo a extremo, deteniéndose en aquellas estaciones nuevas que estén terminadas. Como fecha final, se sigue pensando en 2029. La visita de hoy, la primera del 'president' a la L9, no ha aportado grandes novedades, pero sí ha sido una buena ocasión para abordar a los técnicos y preguntar sobre el estado de la cuestión. Así estan las cosas.

El presupuesto de la L9

Quien aporta los detalles es David Prat, director de Infraestructures de Mobilitat del Departament de Territori. Explica que el presupuesto total de la línea 9, de punta a punta, será de 5.946 millones de euros, de los que faltan por ejecutar 925 millones. La cifra, sigue contrastando con la que aportó la Sindicatura de Comptes en 2020, que señalaba que hasta diciembre de 2016 se habían invertido 6.916,4 millones de euros en esta infraestructura, lo que multiplicaba por 3,5 el presupuesto inicial del año 2003, cuando se habló de 1.967 millones de euros. Con esos casi mil millones que faltan por gastar se terminará de perforar la galería (cuatro kilómetros entre Camp Nou y Lesseps, de los que ya se han agujereado 1,2 kilómetros) y se construirán las 12 estaciones pendientes. Quedan fuera otras tres que por el ahora no están planificadas. Según informa Territori, todos los trabajos están redactados, a falta de algún asunto menor vinculado a la arquitectura y servicios de alguna estación. Lo que falta, eso sí, es terminar de licitar los trabajos para que, una vez se desbloquee el dinero, poder tirar adelante la obra.

Pere Aragonès regresa a la superficie, tras visitar el pozo de la estación de Sarrià de la L9, este viernes

Pere Aragonès regresa a la superficie, tras visitar el pozo de la estación de Sarrià de la L9, este viernes / Jordi Otix

Las estaciones pendientes

Las líneas L9 y L10, cuando estén terminadas, aportarán 48 kilómetros de metro a Barcelona y su entorno metropolitano. Con un total de 50 estaciones que generarán 17 intercambiadores. Por ahora ya están operativas 23 estaciones del ramal sur (27 kilómetros que generan 13 millones de validaciones anuales) y 12 del tramo norte (11 kilómetros de vías y 10 millones de viajes). Falta por poner en marcha el trozo central, el que de verdad da sentido a toda la infraestructura y permitirá dar un importante salto cualitativo. Según las previsiones del Govern, se pasará de los 23 millones de billetes actuales a 113, cinco veces más.

Lo que falta por poner en marcha es el recorrido entre Zona Universitària y la Sagrera. En total, están por terminar 15 paradas. Una está en medio del recorrido ya en marcha. Es la parada de Motors, entre Foc y Zona Franca. Hay tres más (Eixample Nord, Polígon Pratenc y Ciutat Aeroportuària) que ni tan siquiera están planificadas, ha señalado Prat, y por lo tanto no solo no disponen de calendario, sino que forman parte del presupuesto. Las otras 12 son las sí van avanzando, con vidas paralelas pero con ritmos muy distintos.

¿Y hay calendario para estrenarlas? Lo hubo, pero ya no. En diciembre de 2020, con Damià Calvet como 'conseller' de Territori y Sostenibilitat, se dijo lo siguiente: durante el 2026 se podrían en funcionamiento las estaciones de Lesseps, Guinardó y Sagrera TAV; al año siguiente estarían operativas las de Camp Nou, Sarrià, Mandri, Sanllehy y Maragall, y, finalmente, entre 2028 y 2029 ya se podría parar en Motors, Campus Nord, Manuel Girona y Putxet. El actual responsable de Infraestructuras de Mobilitat, sin embargo, asegura ahora que no están en condiciones de confirmar ni desmentir ese nivel de concreción.

En Sarrià ya se ha perforado algo más de la mitad del pozo que debe albergar la estación. Les faltan unos 35 metros para llegar a los 72 metros de profundidad, algo que deberá hacerse con microvoladuras controladas porque el granito encontrado a esa profundidad no atiende a las razones de la maquinaria mecánica. En Mandri las cosas están más avanzadas, con el 92% del agujero ya terminado.

En Lesseps, ya en Gràcia, el pozo está construido, y fue por ahí por donde salió la tuneladora que vino del Besos. Y es ahí donde debe arribar la que labora desde el Llobregat. En Sanllehy, en cambio, hay que terminar de perforar el pozo para, posteriormente, ejecutar la arquitectura de la estación. Maragall y Guinardo también están en situaciones similares, con el agujero medio ejecutado. Por el otro lado, Manuel Girona es probablemente la que peor avanza, puesto que no tiene nada empezado.

Detalle de la maquina que remueve la tierra del pozo de la estación de Sarrià, este viernes

Detalle de la maquina que remueve la tierra del pozo de la estación de Sarrià, este viernes / Jordi Otix

La tuneladora

Tras más de una década de parón, la tuneladora de la L9 volvió a arrancar a mediados de 2022 para terminar los cuatro kilómetros pendientes entre Campus Nord y Lesseps. Ahora mismo se encuentra en tareas de mantenimiento a muy poco metros de la estación de Ferrocarrils de Sarrià. Está justo debajo de un aparcamiento de BSM situado en la calle del Cardenal Sentmenat. Si todo va según lo previsto, debería volver a perforar a mediados de agosto para ir avanzando hacia Mandri, y luego Putxet y luego Lesseps, punto en el que será desmontada y ya estará terminada toda la galería de 48 kilómetros de longitud.

Una vez terminados los casi tres kilómetros que faltan desde Sarrià hasta Lesseps, será el momento de construir la losa que separará los dos niveles, puesto un sentido va por encima del otro. Luego vendrán las vías, la catenaria, el sistema de señalización, acabar la obra civil de las estaciones y realizar la arquitectura y los servicios. Por último, comprobar si se alcanza esa cifra de 113 millones de validaciones, con la que se espera sacar de la calle, según Territori 8.130 vehículos al día.